Inicio Buen Vivir El arte de la cocina: los diferentes tipos de cocina

El arte de la cocina: los diferentes tipos de cocina

La cocina es uno de los electrodomésticos más básicos y esenciales con los que debe contar todo hogar. Por supuesto, la necesitamos para preparar la comida de todos los días. Cada vez hay más tipos para los diferentes tipos de demanda: cocinas profesionales, industriales, a gas, eléctricas, y muchísimo más. Aunque la cocina con honrillas, por lo usual cuatro, es la más tradicional, hay todo un mundo en lo que se refiere a este electrodoméstico.

Antes de llegar a la cocina Bosch, o la Electrolux, la humanidad tuvo que realizar un gran recorrido tecnológico. Hoy queremos traerte una breve historia de la cocina y los diferentes modelos que se pueden encontrar hoy en día. Para los aficionados a la cocina, esto puede resultar un curioso recorrido por un mundo poco popular, que sin embargo forma parte sustancial del día a día.

La historia

El humano ha estado cocinando alimentos desde que descubrió el fuego. En todo sentido, incorporar el fuego como método de cocción fue decisivo para el transcurso de la humanidad. Hoy sabemos lo importante que es el calor para matar bacterias posiblemente nocivas para la salud. Pero, además, la introducción del fuego abrió las puertas a las diferentes técnicas de cocina que se desarrollarían luego, a lo largo de la historia.

El espacio del hogar servía tanto para la cocina como para calentar toda la casa y sus habitantes. Durante siglos y siglos, familiares enteras se reunían alrededor del hogar a la hora de comer para disfrutar del calor. ¿Quién no adora una comida caliente cerca del fuego durante los meses de verano?

Con el paso del tiempo, el espacio designado para el fuego se fue localizando más y más hasta llegar a las primeras versiones de la cocina como artefacto. Ya los romanos utilizaban muebles semejantes a lo que hoy entendemos por una cocina. Sin embargo, no sería hasta fines del siglo XVIII y comienzos del XIX que se inventarían las primeras cocinas completas, cuadradas y con hornillas sobre las cuales apoyar las ollas.

Antes de la incorporación del gas, las cocinas funcionaban a base de leña o carbón. La primera cocina con honrillas a gas se patentó en 1826. Dos años más tarde, en 1828, Smith & Phillips comercializó el invento. Este sería el modelo más popular de cocina por mucho tiempo. Pero te sorprenderá saber que la cocina eléctrica no tardó mucho más en aparecer. En Inglaterra, Compton y Dowsing patentaron la primera cocina eléctrica en 1892. No obstante, como la electricidad aún no era un bien accesible a todos, esta tecnología no se popularizó hasta el siglo XX y XXI.

Hoy en día, la cocina con hornillas a gas sigue siendo la opción más tradicional, pero cada vez más se eligen las cocinas eléctricas y de inducción. También se han desarrollado cocinas portátiles, perfectas para acampar o departamentos pequeños. Dado que ha habido grandes avances en los últimos años, ahora te presentamos los diferentes tipos de cocinas. Puede que aquí encuentres el modelo que buscas.

Cocina a gas

La cocina estándar por excelencia. Si buscas fiabilidad, la cocina marca Bosch es una elección segura y de calidad. Además, en la web podrás encontrar ofertas de cocina que te permitirán encontrar aquella más accesible según tu presupuesto. Las hay con un horno o dos. Con cuatro o cinco hornillas; puedes preparar algo distinto en cada una. No puedes fallar con la cocina a gas, por algo ha sido la elegida por cada hogar en los últimos siglos.

Cocina eléctrica o de inducción

            Una alternativa más económica, pero no por ello menos confiable. El precio de una cocina eléctrica ronda entre los 100 y 200 soles, y puedes comprar de una o dos hornillas. Aunque se las suele confundir por ser parecidas, una cocina eléctrica no es lo mismo que una a inducción. La primera, como lo indica su nombre, funciona a base de electricidad y puede ser menos segura que la primera. La inducción requiere que una olla de acero, por ejemplo, esté tocando la superficie para calentar. Con la eléctrica, es más fácil que se den las quemaduras accidentales.

En ambos casos estamos hablando de electrodomésticos que no son muebles completos, como la cocina a gas con horno. A estas se las llama cocinas empotradas Bosch, Ofrece una gran variedad para lo que tu hogar necesite. Las cocinas empotradas son planchas que se integran a la mesada. Por lo tanto, no ocupan mucho espacio y tienen un aspecto discreto.

Cocina vitrocerámica

Una alternativa intermedia entre la eléctrica, la de inducción y la de a gas. Por un lado, la cocina vitrocerámica es más segura que la cocina a gas típica. Por supuesto, siempre hay que tener cuidado de no quemarse, pero al no haber gas se reduce el riesgo de una intoxicación o pérdida accidental.

Ahora, consume más energía que las eléctricas a inducción. También son empotrables, su aspecto no es abrumador y los precios son sumamente alcanzables. Es por esto que la proponemos como el punto medio de las opciones previas.

Como ya hemos dicho, en toda casa no puede faltar una cocina. Desde los comienzos de la civilización, ha sido un artefacto integral en la vida de las personas. Desde sus inicios, como un simple hogar para el fuego, hasta los modelos más avanzados de la actualidad, la cocina ha evolucionado junto con la humanidad. Las empresas de electrodomésticos para la cocina Bosch, Samsung, Sole y muchos más, son el resultado de años de perfeccionamiento en esta tecnología que nos facilita la hora de la comida.

Si estás buscando una nueva cocina para tu casa, te recomendamos buscar tu cocina Bosch Perú. Su sitio web cuenta con toda la información necesaria para tomar una decisión. Asimismo, puedes encontrar todos sus productos en Falabella Perú, tanto online como en las tiendas. Si amas la comida y el momento de prepararla, date el gusto de contar con una buena cocina, que esté a la altura de tus habilidades.

Deja tu comentario