¿Qué tendencias del confinamiento han llegado para quedarse?

¿Qué tendencias del confinamiento han llegado para quedarse?

Es imposible predecir el futuro, pero asegurar que el COVID-19 ha cambiado nuestras vidas para siempre no parece una afirmación nada descabellada. Cuando se declaró el estado de alarma, tuvimos que adaptarnos a un nuevo estilo de vida. Pasarnos el día encerrados en casa significó buscar nuevas formas de trabajar, estudiar, socializar y comprar. Obviamente, también nos vimos obligados a aprender las normas de distancia social y la importancia de llevar mascarilla.

Aunque cabe esperar que las reglas para frenar la propagación del virus vayan relajándose a medida que baje el número de casas, no todas las rutinas aprendidas desaparecerán para siempre. El confinamiento nos ha servido para reafirmar lo cómodo que es comprar por Internet, algo que muchos todavía hacen mientras siguen las normas de distanciamiento en las tiendas físicas. Eso sí, seguramente confiemos más que antes en las empresas pequeñas y el comercio local.

De hecho, durante el confinamiento surgió la tendencia de pedir comida a domicilio para ayudar a los restaurantes de nuestra ciudad en un momento en el que no podían recibir clientes en su establecimiento. Eso seguramente siga así pero en menor medida, pues querremos volver a experimentar una cena romántica o una comida con amigos en persona. Quizás, en cambio, sí que sigamos utilizando tutoriales online para aprender a cocinar como hemos hecho estos últimos meses.

Si en algo ha cambiado nuestras vidas el COVID-19 es a nivel laboral. Algunos, por desgracia, han perdido su trabajo. Los más afortunados, pese a las dificultades, han teletrabajado y muchos todavía lo hacen. Lo mismo ocurre con los estudiantes, que han visto cómo la clase pasaba a ser virtual. Mientras que es posible que las compañías empiecen a ser más flexibles con el trabajo en casa, parece más complicado que la escuela no vaya a ser más presencial.

Por último, la pandemia ha modificado también nuestras fuentes de entretenimiento. ¿Te acuerdas de ese pánico que tuvimos al principio porque no sabíamos cómo íbamos a pasar el rato encerrados en casa? Pues bien, lo conseguimos recurriendo a Internet. El crecimiento en la popularidad de los juegos online no va a irse a ningún sitio en los próximos meses, aunque difícilmente dejaremos de ir al cine, el teatro o una sala de concierto cuando sea completamente seguro abrirlos de nuevo.

¿Va a cambiar para siempre nuestra vida post-COVID? Sí, por supuesto, pero eso no necesariamente tiene que ser negativo. Seguramente tardaremos en olvidar estos meses de encierro en casa o lo complicado que era no poder darle un abrazo a nuestros seres queridos. No obstante, tampoco olvidaremos lo cómodo que es comprar por Internet, trabajar desde casa o buscar el entretenimiento online.

tendencias del confinamiento