“Preferiría que nunca hubiera nacido” el presunto asesino de funcionario del Banco de la República

“Ya venido al mundo, como sociedad, tenemos que lidiar con él, exigir que en la cárcel aprenda lo que sus padres no le enseñaron: el respeto por la vida”, lamenta Claudia Palacios en su columna de El Tiempo, en una férrea defensa del aborto.

Palacios se refiere en su escrito a Jhon Anderson Medina Camacho (alias ‘Emilito’), acusado y preso como responsable de la muerte, hace una semana, de Álvaro Andrés Torres Murcia, asesor de la Subgerencia Industrial del Emisor, que quiso evitar un trancón en el centro de Bogotá y para hacerlo usó la aplicación Waze, pero terminó en manos de criminales que querían robarle el carro.

“No conozco al capturado por ser el presunto autor del asesinato de […] Torres, a quien tampoco conocí, pero preferiría que Torres siguiera vivo”, afirma Palacios en su columna, producto de la relación que hace entre el crimen y la decisión del Senado argentino de negar el derecho al aborto en todos los casos (ambas cosas ocurrieron el mismo día).

“No puedo evitar relacionar estos dos hechos porque me resulta incomprensible la defensa de la vida entendida como un pálpito de células en el vientre de una mujer frente al desprecio por la misma con el que las sociedades forman a sus ciudadanos”, escribe Palacios, y asegura que “difícilmente se convertirá en delincuente una persona que haya sido criada con la debida atención de sus padres y las más elementales oportunidades”.

En su encendida columna, la periodista también dice que por eso le resulta “inaudito” que se les niegue a las mujeres “la posibilidad de hacerse un aborto seguro cuando creen que no son capaces de brindarle dichas oportunidades y atención al hijo/a por nacer”.

Para ella, resulta “más pecado […] dar a luz un ser humano al que no se le dará tiempo, paciencia, sacrificio, amor, alegría, recursos y todo lo demás que requiere para que desarrolle sus talentos y enfrente sus debilidades”. Y remata con una afirmación más encendida todavía: “Más daño le hace a la sociedad llenarla de personas levantadas con esas falencias que el hecho de dar el mensaje de supuesto desprecio por la vida, según argumentan quienes se oponen al aborto”.

Ampliar más información en este enlace