Oraciones para curar el espanto

Oraciones para curar el espanto.

Según las creencias de los abuelos y los curanderos, por lo general, los adultos casi no sufren del mal de espanto, sin embargo, existen casos en los que también pueden espantarse y requieren de métodos de la medicina tradicional qué los curanderos conocen y manejan.

Oraciones para curar el espanto

Junto a los métodos para curar el susto existe una oración para curar el espanto la cual se debe repetir 3 veces seguidas.

La oración para curar de espanto a un adulto

“Te santiguo, en el nombre del Padre, el Hijo y del Espíritu Santo, amén. Jesús, criatura de Dios, yo te corto el susto, no lo corto con cuchillo, ni con hierro, ni martillo porque no puede ser cortado, te lo corto en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, amén.

Jesús, señor mío Jesucristo, a los 33 años anduviste por el mundo, que por los nervios y venas del cuerpo corren, y a los ángeles del cielo y las misas del misal y las tres palabras fuertes, que el sacerdote dice en el altar, o cualquier otro mal que esta criatura en su cuerpo tenga llévaselo a lo más hondo del mar donde no crezca ni permanezca, donde no haga mal ni a ti, ni a mí, ni a ninguna criatura nacida.

Jesús entró en Belén y ningún mal sintió, así que, con estas palabras, susto te curo yo. Jesús, criatura de Dios, donde Jesús se nombre de todo mal se asombra, donde Jesús es nombrado todo mal y quebranto se ha quitado, donde Jesús se nombró todo mal y quebranto se quitó, se despide de ti, se despide de mí y lo aparto con la gracia de Dios y el Espíritu Santo. Amén”.

Oraciones para curar el espanto a un bebé

Oración para bebes asustados Papito Dios, hoy quiero decirte que he sentido miedo al dormir, porque al cerrar los ojos siento que hay alguien en mi habitación, pero yo se que se alguien eres Tú, y por eso no debo sentir miedo alguno, pero te pido que por favor me cuides de todo lo malo y que envíes a tus ángeles a cuidarme mientras duermo, se que me escuchas cuando te hablo y por eso confío en que lo harás, ayúdame a ser un niño valiente y a entender que siempre estarás conmigo en todas partes donde yo esté.

Querido papito Dios, ayúdame a dormir tranquilo hasta el día siguiente.

Te lo pido en el nombre de Jesús, tu hijo, amén y amén.

Oración para curar del susto o espanto

Te santiguo, en el nombre del Padre , del hijo y del Espíritu Santo, amén.

¡Jesús! criatura de Dios, yo te corto el susto, no lo corto con cuchillo, ni con hierro, ni martillo martillado, porque no puede ser cortado, te lo corto en el nombre del Padre , del hijo y del Espíritu Santo , amén.

Jesús, señor mío Jesucristo, a los 33 años anduviste por el mundo  Y en muchos refugios entraste y a muchos enfermos curaste y a María Magdalena perdonaste y a San Lázaro resucitaste y en la cruz por nosotros expiraste y así como estas palabras son ciertas y verdaderas haz bien de sacar a esta criatura susto o disgusto que por los nervios y venas del cuerpo corren, y a los ángeles del cielo y las misas del misal y las tres palabras fuertes, que el sacerdote dice en el altar o cualquier otro mal que esta criatura en su cuerpo tenga llévaselo a lo más hondo del mar donde no crezca ni permanezca, donde no haga mal ni a ti, ni a mí, ni ninguna criatura nacida.

Jesús entro en Belén y ningún mal sintió, así como estas palabras, susto te curo yo.

¡Jesús! criatura de dios, donde Jesús se nombre todo el mal se asombra, donde Jesús es nombrado todo mal y quebranto, se ha quitado, donde Jesús se nombró todo mal y quebranto se quitó, se despide de ti, se despide de mílo aparto con la gracia de Dios y el espíritu santo.