Nariño necesita la paz: Derechos Humanos

Nariño necesita la paz: Derechos Humanos. El departamento de Nariño el más afectado con los hechos violentos causados por los integrantes de los grupos al margen de la ley, hoy después de decretar un cese al fuego, las autoridades esperan recobrar la tranquilidad de las comunidades campesinas, afrodescendientes e indígenas.

El funcionario de la oficina de Derechos Humanos del departamento, Mario Vallejo Meneses dijo que el Registro Único de Víctimas coordinado por la Unidad de Reparación Integral a las Víctimas reporta en hechos victimizantes ocurridos entre 1985 a la fecha hay 340 mil personas afectadas por desplazamiento, amenazas, homicidios, entre otros.

Los funcionarios indicaron que la única salida que ve el país, es llegar a un acuerdo de paz definitivo con las Farc, así mismo que hayan pactos con otros grupos alzados en armas.

Las zonas más afectadas por el conflicto son los municipios de la Costa Pacífica y Pie de Monte Costero entre ellos Tumaco, Barbacoas, Magüí Payan, Roberto Payan, Mosquera, El Charco, Policarpa, entre otros, así mismo poblaciones de la cordillera nariñense.

//

“Desde otras capitales no tan afectadas por el conflicto, les queda fácil decir que se acabe el proceso de Paz, pero territorios como el nuestro en donde tenemos más de 300 mil víctimas, el proceso de paz es una exigencia para el Gobierno nacional y las Farc”, dijo Vallejo Meneses.

Ante el desplazamiento que se presentó en el sector de La Esperanza, municipio de Cumbitara, en donde 200 personas tuvieron que dejar sus tierras a raíz de los enfrentamientos entre la Fuerza Pública con integrantes de la guerrilla, la población recibió la atención por parte de los funcionarios de la Alcaldía de esa población, Unidad de Víctimas y la Gobernación de Nariño.

Una vez recuperada las condiciones de seguridad, la comunidad regresó a su territorio que había sido abandonado por los enfrentamientos, las mismas autoridades militares garantizaron su arribo nuevamente a sus parcelas.

Vallejo Meneses dijo que los hechos de desplazamiento se han disminuido, lo cual esperan que no se vuelva a repetir después de que las Farc iniciara el cese al fuego. “Necesitamos que el proceso de paz culmine exitosamente, nuestro departamento y todo el país lo necesita”.