Explotan las manifestaciones sociales en Colombia: la otra cara del paro nacional

Manifestaciones sociales en Colombia. Desde el 28 de abril de 2021, Colombia padece de manera constante masivas manifestaciones en todo el territorio y cada día, los diferentes sectores, gremios, sindicatos  se unen en un sola voz de protesta para rechazar al gobierno de Iván Duque.

Las manifestaciones en todos el país, cada vez, se enlodan con actos violentos por causa del enfrentamiento entre los ciudadanos y la intervención de la fuerza pública, entre ellos, el ESMAD.

Ya son varios los colombianos desaparecidos y asesinados en estas marchas que se pensaron como pacíficas, pero que infiltrados han convertido en escenarios de violencia.

Lea: Bandera de Colombia al revés: ¿Qué significado tiene?

El paro Nacional es un acontecimiento que estalló con la propuesta de ley de una reforma tributaria que pretendía aumentar el IVA del 19% a productos básicos como los huevos; además, de imponer el impuesto a la renta a los ciudadanos que ganarán menos de 3 millones de pesos.

El estallido de las protestas también lo causó la entrevista que dio en su momento el ministro de hacienda Alberto Carrasquilla quien no conocía cuánto valía una docena de huevos.

Explotan las manifestaciones sociales en Colombia

Desde el 4 de abril, las carreteras en el país empezaron a bloquearse como una vía de hecho del pueblo cansado por tanta injustica, el asesinato de líderes sociales, el incumplimiento de la implementación de los acuerdos de paz, los terribles problemas en el sistema de salud, la reforma tributaria, la pandemia, la crisis social y la crisis económica y educativa.

Estas vías de hecho, son una forma de presionar al gobierno y manifestarle su inconformismo. Sin embargo, la otra cara de la moneda, es la vulneración de los derechos que los sectores que promueven el paro causan con los campesinos, especialmente, los agricultores y ganaderos que tiene que botar sus productos porque no hay quien se los compre.

Igual pasa, con la gente en las ciudades quienes deben pagar hasta 4 veces más por los productos que en el campo se botan, pues en las ciudades éstos escasean cuando los bloqueos en las carreteras pasan de los dos días.

La contradicción de los interés de unos afecta las actividades de otros, los campesinos y campesinos que nunca han cotizado pensión, riesgos o parafiscales.

A esto se suma, que las manifestaciones se aprovechan por parte de los politiqueros que asumen liderazgos y compromisos sociales que nunca llegan a cumplir cuando son elegidos. Ya en las manifestaciones, cientos de precandidatos visten ruana, camisa blanca y publican en sus redes sus mensajes políticos para que cuando sean elecciones los tengan en cuenta.

Ya han explotan las manifestaciones sociales en Colombia, ahora se espera que pronto terminen para que quienes están desprotegidos, no tiene representación y siempre pierden puedan vender sus productos, y se espera que esta efervescencia se conserve para tiempo de elecciones cuando verdaderamente, se definen los destinos del país.