Inicio Noticias Opinión El factor que puede salvar su vida cumple 65 años

El factor que puede salvar su vida cumple 65 años

en.wikipedia.org
en.wikipedia.org




 

El factor que puede salvar su vida cumple 65 años. Los británicos consolidaron uno de los mejores inventos para cuidar la vida de las personas en el espacio público.

Fueron los primeros en advertir que los vehículos se habían tomado inmerecidamente la mayor parte de las calzadas y estaban causando una gran mortandad entre ciudadanos desprotegidos. Por ello se dieron a la tarea de buscar racionalizar y detener la gran amenaza de esas poderosas armas letales, en manos la mayoría de veces de inexpertos, pero más aun de convencidos que no había que tener mayores consideraciones por los inermes ciudadanos peatones.

Los flemáticos ingleses decidieron actuar de manera contunente, para parar en seco a tanto conductor despistado, displicente e insensato. Fue sencillo, se ingeniaron un símbolo que se tradujo en un gran efecto neurolíguístico (y educativo) entre las gentes medianamente cultas, pero con advertencia evidente para todos. El respeto por la vida humana era la esencia y el mensaje sublime que trasmitía una aparente simple grafía. La misma que evoca a uno de los más simpáticos animales salvajes: la cebra, con sus atípicas rayas intercaladas.

El paso de cebra está cumpliendo 65 años. Fue primero utilizado (tras algunos experimentos aislados) en 1.000 sitios en el Reino Unido en 1949 (siendo la forma original alternativamente rayas azules y amarillas). Es una senda peatonal, un paso de peatones usado universalmente, donde hay flujo vehicular. La travesía se caracteriza por sus rayas longitudinales paralelas al flujo del tráfico, que recuerdan la imagen de una cebra como fijación asociativa. Los peatones tienen derecho de paso en esta clase de senda una vez que han puesto un pie sobre él. Entonces, los autos tienen que parar y dejar pasar, el viandante siempre tendrá la prioridad. Ese es su principio vital.

Pero el paso de cebra más famoso del mundo hizo parte de la carátula del álbum Abbey Road de The Beatles. Sin duda es la imagen más célebre del cuarteto de Liverpool, tomada el 8 de Agosto de 1969. Justamente está cumpliendo 45 años el paso de cebra icono en el mundo, que reivindica el mejor simbolismo de la calzada, la prelación de la persona. Este 8 de agosto, a las 12:35 hora local, una multitud de fanáticos, encabezados por una gran banda, cruzó el paso de cebra que atraviesa la calle londinense de Abbey Road, cuatro décadas después de que el fotógrafo Ian McMillan tomara una de las imágenes más conocidas de la historia del pop. El retrato muestra a John Lennon, Ringo Starr, Paul McCartney y George Harrison cruzando en fila india el paso de cebra, mientras en la luminosa calle se aprecian automóviles estacionados y un señor que observa el desfile desde lejos.

En la icónica imagen, fruto de una sesión fotográfica de diez minutos en la que McMillan sólo captó seis fotos, resulta llamativo que McCartney, de traje oscuro, aparece descalzo, con los ojos cerrados y sin marcar el mismo paso que sus compañeros. Según una teoría, la escena representaría un cortejo fúnebre en la que McCartney sería el muerto; Lennon, de traje blanco, el clérigo; Starr, de negro, el agente funerario; y Harrison, en camisa y jeans, el enterrador. Como dato curioso el Volkswagen que sale a la izquierda de la foto, que era propiedad de un vecino de la calle, acabó subastado por un dineral. Mientras una diversidad de grupos y artistas han imitado esta alegoría en el mismo sitio, en Colombia la más famosa emulación ha sido hecha por el conjunto nariñense Los Betters, en una esquina pastusa, como obra de arte del maestro Álvaro Reyes. Pero ha sido el mismo Paul McCartney quien, 23 años más tarde, repitió la portada solo con su perro, para desmentir su muerte. Con los años, el paso de cebra, situado cerca de los históricos estudios de grabación de Abbey Road, se ha convertido en atracción turística en la que se han detenido millones de visitantes para imitar al conjunto de Liverpool y hacerse la pertinente foto.

Para los países culturalmente desarrollados, el paso de cebra se respeta, es sagrado. Es sinónimo de dignidad humana. Pero en aquellos con evidente atraso y en algunos suramericanos, estas sendas o no existen o son meramente decorativas, ya que los conductores no las toleran, y llegan incluso a insultar a los peatones que “les estorban”. Los Beatles dejaron como legado no solo su música, también la inmortalización de ese símbolo de admiración por la vida y amor a la gente, el paso de cebra.

Por Fabio Arévalo Rosero MD