Inicio Noticias Opinión Diez maneras efectivas de ser muy feliz

Diez maneras efectivas de ser muy feliz

Se-feliz

Diez maneras efectivas de ser muy feliz. La felicidad no es una utopía ni está en ‘la otra vida’. Hay que encontrarla en la presente que el Supremo Arquitecto nos ha regalado. Ser felices es el principal derecho y deber humano, casi una obligación y una gran tarea. ¿Quién no quiere serlo?. Aquí están diez de las conclusiones más sólidas a las que han llegado los expertos, sobre el asunto de la felicidad.

1. Hacer ejercicio

El ejercicio tiene un efecto tan profundo en nuestra felicidad y en nuestro bienestar que se ha convertido en una estrategia eficaz para combatir la depresión. Los beneficios del deporte, no se limitan a las personas deprimidas. Sus efectos son positivos en cualquiera que haga ejercicio y desee ser más feliz a lo largo del día. También se producen efectos fisiológicos al mejorar el metabolismo, producir endorfinas y dar una enorme sensación de satisfacción y paz personal.

2. Dormir lo suficiente

Dormir es muy importante para que el cuerpo se recupere de su actividad diaria, y tiene efectos muy positivos en nuestra alegría. La falta de sueño afecta con mayor intensidad al hipocampo, por lo que las personas que duermen mal tienen mayor tendencia a recordar con intensidad los eventos negativos y a olvidar los positivos.

3. Compartir más tiempo con los amigos y la familia

No haber pasado tiempo suficiente con amigos y la familia es uno de los principales arrepentimientos que expresa la gente antes de morir. Interactuar con aquellos que nos aprecian y a los que apreciamos revierte positivamente en nuestro ánimo. Somos felices cuando tenemos familia y amigos. Las otras cosas que creemos que nos hacen felices son vías para tener más amigos y más familia.

4. Pasar más tiempo al aire libre

Reservar tiempo para estar al aire libre cuando hace buen día da enormes ventajas; un estudio reveló que pasar 20 minutos en la calle cuando hace buen tiempo propicia el buen humor, desencadena la reflexión y mejora la memoria. En cualquier momento del día hay que dejar unos minutos al día para que nos dé el aire.

5. Servir a los demás

Para ser felices nosotros mismos resulta imprescindible ayudar a los demás. La gente que compra algo para otra persona experimenta una felicidad mucho mayor que aquellos que se compran algo a sí mismos. De la misma manera que podemos invertir dinero en los demás, podemos invertir nuestro tiempo, lo que resulta ser incluso más satisfactorio y nos proporciona grandes dosis de alegría.

6. Sonreir

Sonreír nos puede hacer sentir mejor. La sonrisa debe ser producto de cultivar pensamientos positivos. Aquellos que sonríen como resultado de pensar en cosas favorables mejoran su estado de ánimo y están más alegres. No se trata de fingir, pero sonreír nos puede hacer sentir mejor. Es esencial que la sonrisa sea el resultado de un proceso, de preservar buenos hábitos.

7. Planear un viaje, así no lo haga

Solo planear un viaje o un descanso puede contribuir al bienestar ya que secretan más dosis de endorfinas, hormonas de la felicidad. El mayor pico de felicidad se experimenta durante la planificación de las vacaciones, más que durante el propio viaje.

8. Meditar

Meditar suele relajarnos y clarificar nuestra mente, lo que también contribuye a nuestra propia felicidad. Un estudio, publicado en Psychiatry Research: Neuroimaging, concluía que posterior a un curso de meditación las partes del cerebro asociadas con la compasión y la consciencia propia habían crecido, mientras que las partes relacionadas con el estrés se reducían.

9. Vivir cerca del trabajo

El tiempo que nos cuesta llegar al lugar del trabajo tiene un gran impacto en nuestra felicidad. Al fin y al cabo, es algo que hacemos dos veces al día por lo menos, cinco días a la semana, y la gente a la que le lleva mucho tiempo desplazarse o que lo hace de manera incómoda es menos feliz. Conducir por ejemplo en un atasco o  trancón es un tipo distinto de infierno cada día, que hay que evitar al máximo.

10. Practicar la gratitud

Estar agradecidos por las cosas que tenemos –lo que implica valorarlas en su justa medida– es muy importante para ser conscientes de nuestra felicidad y disfrutarla más. Recordar el refranero español, para el que «es de bien nacido ser agradecido».

Por Fabio Arévalo Rosero MD

Publicado en https://www.pulzo.com/opinion