¿Cómo curar el espanto o el susto? Remedios caseros efectivos

¿Cómo curar el espanto o el susto? El espanto o el susto, es un estado de alteración, una enfermedad que sufre una persona, principalmente niños, y que se evidencia con varios síntomas. El espanto hace parte de creencias, de la cultura y de la medicina popular.

Según los curanderos y otros investigadores sobre la materia, definen al espanto como la “pérdida del alma”, tras una fuerte y repentina impresión, un episodio traumático que amenaza la integridad física y emocional del individuo, es el caso de encuentros peligrosos e inesperados con animales, objetos inanimados o alguna entidad sobrenatural, o bien, por sufrir una caída, un accidente, vivir situaciones violentas, desastres naturales o pesadillas”.

Síntomas del espanto o el susto

La “pérdida del alma” lo que se traduce en debilidad, ausencia del apetito, pérdida de peso, desinterés en el trabajo, en la vida, genera tristeza, depresión, apatía, insomnio y/o pesadillas, nerviosismo, además de palidez, desmayos, dolor de cabeza, caída del cabello, diarrea, náuseas o vómito. Generalmente afecta a los infantes y a adultos jóvenes, no obstante, se consideran más susceptibles a los individuos débiles como los enfermos, convalecientes y los niños”, explica un artículo científico publicado por Soledad Mata-Pizón y otros.

Otro síntoma es que los niños, mientras duermen, pueden presentar saltos o brincos.

En ese artículo, también se anuncia que esa enfermedad puede estar asociada con la anemia, el parasitismo intestinal, un estado de desequilibrio emocional, entre otras y que se puede constituir como un factor de riesgo cuando el Espanto se presenta paralelamente con otras enfermedades.

Clases

Según la sabiduría popular, existen varias clases:

  1. Espanto de Chaneque: está relacionado con encuentros con Dueños (espíritus protectores de animales o plantas), Espíritus del agua, Espíritus de los bosques.
  2. Espanto causado por agua: significa que al alguien estuvo a punto de caer al agua o ahogarse.
  3. Espanto de víbora: se produce cuando una serpiente se atraviesa de improviso en el camino de alguna persona.
  4. Espanto de muerto: Es aquel resultado de haberse topado con el espíritu de alguien que haya fallecido.
  5. Espanto de Ojo fuerte: Es aquel resultado de haber sido expuesto – en caso de bebes o niños – a personas desconocidas y con miradas muy penetrantes, con auras pesadas.

¿Cómo curar el espanto o el susto?

Las personas que creen en este tipo de enfermedad, consideran que, si no se cura a tiempo, puede causar la muerte de la persona. Además, los curanderos manifiestan que no se puede detectar a través de exámenes de sangre u otros métodos de la medicina científica. Por ejemplo, Otilia Yépez, una curandera reconocida en el sur de Colombia, asevera que los médicos no pueden reconocer la enfermedad y, por tanto, no la pueden curar. “Cómo saben si el cuajo está caído” afirma.

Además, Yépez asegura que quien cura es una persona que tiene el don para hacerlo, por eso, no se puede enseñar como un oficio cualquiera.

En este sentido, los remedios que se utilizan para curar el espanto son diversos y depende de quien lo haga. Por lo general, se trata de un ritual, una limpia que puede estar acompañado de oraciones.

Remedios caseros

Las limpias o sahumerios se hacen con alguno de los siguientes elementos: ruda, tabaco, aguardiente, huevo, monedas de plata, albahaca, pirú, ciruelillo, huele de noche, mirlo, epazote, malora, incienso. Con estos elementos, el curandero hace un limpia recorriendo por todo el cuerpo del afectado.

Para el caso de quienes curan el espanto haciendo uso de un huevo, éste debe estar en temperatura ambiente y se debe pasar por todo el cuerpo del ‘espantado’ con rezos y peticiones constantes, al finalizar en un vaso alto transparente lleno de agua se procederá a hacer la lectura del huevo al quebrarlo y colocarlo en un vaso con agua, solo el curandero y su sabiduría podrá interpretar lo que sucede. Ese vaso deberá ser desechado al desagüe para que se vaya el mal y entre el bien.

También se utiliza un periódico para curar el espanto. Según lo curanderos se debe doblar un periódico y se debe pasar por todo el cuerpo del enfermo. Posteriormente, se debe quemar lejos del lugar para que desaparezcan las malas energías.

En otros casos, por ejemplo, existen los curanderos (chupadores) quienes chupan o succionan con su boca las sienes, las muñecas, los codos, las rodillas y los tobillos del enfermo.

Una variación de la «limpia» se hace con piedra alumbre, la cual tras haber sido frotada en el cuerpo del afectado mientras se reza, se echa al fuego y, según las consejas, en las llamas se podrá ver quién o qué ocasionó el espanto.

También existen quienes, en vez de hacer lo anterior, hacen un tipo de soplado con aguardiente. Sin embargo, este método debe realizarse con debido cuidado porque pueden producir una neumonía cuando el afectado tiene fiebre.

Durante la limpia o la curación es importante realizar rezos e invocar o hacer un llamado anunciando el nombre completo de la persona afectada.