¡A todo señor todo honor!

¡A todo señor todo honor!

Tenía 14 años cuando hizo su primera carroza y participó en el Carnaval de Negros y Blancos de Pasto. Durante tres años consecutivos perdió, pero al cuarto ocupó el 18 lugar con el motivo ‘el espanta pájaros’.

Cuando se animó a participar en el carnaval ni siquiera “sabía que era un atuendo”, a pesar de ello, construyó el motivo el “titiritero, recuerda sonriendo el maestro Carlos Bolívar Valdivieso.

El maestro Carlos es Un hombre amable, cordial y muy parecido por su cabello, al reconocido ex futbolista Rene Higuita. El maestro lleva más de 37 años como artesano del carnaval, al cual considera  su “gran universidad” para la vida.

Lea: Una vida de inspiración con el Carnaval

Carlos Bolívar es de origen 100% campesino y nació en el corregimiento de Mapachico del municipio de Pasto, en donde sólo pudo estudiar seis meses de primaria “No porque no quisiera sino porque mis padres no tenían los recursos suficientes para darnos el estudio a mí y a mis otros hermanos», aclara.

Con una sonrisa, manifiesta “Si hubiera estudiado no estaría en esto” y asegura que si hubiera tenido la posibilidad de hacerlo, sería arquitecto “porque soy constructor”.

En medio de la conversación trae a su memoria un recuerdo a manera de anécdota: “cuando estuve en la contraguerrilla, entre 1981-1982, la orden de los altos mandos fue buscar a Antonio Navarro, quien por entonces militaba en la guerrilla del M-19. Mi gran sorpresa fue que en 1998, cuando Navarro fue alcalde de Pasto, llegó a mi taller y me dio un abrazo. En ese entonces, me acordaba y me ponía a pensar que tal que lo hubiéramos capturado cuando estuve en el ejercito”, recuerda en medio de una gran sonrisa.

Lea: En las entrañas del carnaval

El maestro Carlos Bolívar se siente un artesano orgulloso y manifiesta que a su taller llegó el presidente Santos,  “me visitó en el 2013, cuando estaba realizando la carroza ‘Funeral carnavalero’”, afirma.  Agrega “Es chévere que le den la mano, que lo saluden”.

A pesar de su gran afición como artesano, hace cinco años pensó en retirarse del carnaval, pero sus hijos, “quienes se han criado en medio de muñecos y carrozas, no me dejaron”, asegura.

Para el desfile del 6 de enero del 2016, participará con la carroza ¡A TODO SEÑOR TODO HONOR!, con la cual hará un homenaje al Maestro Alfonso Zambrano.

Carlos Bolívar es ornamentador por profesión y durante el resto del año, mientras espera el carnaval, trabaja para la diócesis, haciendo molduras y decoraciones en los templos.