«Mi hija no para de llorar»: médico amenazado no volverá a clínica

El medico amenazado con panfletos y dos coronas fúnebres, José Julián Buelvas, es el único médico intensivista de la Maternoinfantil Adela de Char, de Soledad (Atlántico).

Buelvas dijo que no se arriesgará y por eso, no regresará a trabajar a ese centro asistencial.

«Mi hija no para de llorar»

El médico amenazado en una entrevista que concedió a Blu Radio dijo manifestó que desde que recibió un panfleto y dos coronas fúnebres en su casa y en la clínica donde trabaja, su esposa no puede dormir y su hija mayor no para de llorar.

Las dos mujeres ya no aguantan la sensación de miedo y zozobra que el acto cobarde frente al único médico intensivista presencial con el cual cuenta la Clínica de la Maternoinfantil Adela de Char.

En otra entrevista en Caracol Radio, el médico dijo que no volverá a trabajar, no regresará a la clínica Maternoinfantil, pero seguirá trabajando en la clínica La Asunción, de Barranquilla, donde también tiene pacientes con coronavirus.

“No voy a regresar a Soledad. Yo soy el único intensivista presencial con que cuenta esa clínica en este momento; pero mi familia, como ustedes entenderán, está totalmente devastada en este proceso. Es imposible darles una angustia más”, dijo Buelvas.

Es más, su esposa le habrá pedido que no salga de su casa, sin embargo, el médico dijo que no puede dejar abandonados a los pacientes que está tratando.

“Hay muchas cosas involucradas, yo manejo una UCI, estoy dirigiendo un paciente con COVID-19, me están esperando”, señaló el valiente profesional, que aseguró que ya se vistió para ir a trabajar en la otra clínica de Barranquilla.

Finalmente, el médico dijo que ya tiene un esquema de seguridad pero que las autoridades no tienen indicios de quien puede ser el responsable de la amenaza.