Instructores y aprendices del SENA en Nariño fabrican elementos de protección para trabajadores de la salud

2.200 tapabocas, 402 batas quirúrgicas antifluidos, 55 overoles de protección y 80 pantallas faciales fabricadas por un equipo multidisciplinario de instructores, investigadores y egresados del área de mecatrónica y confecciones del Centro Internacional de Producción Limpia Lope, fueron entregadas a través de la Iniciativa Nariño Somos Todos de la Gobernación de Nariño a personal de salud en búsqueda de prevenir el covid-19.

“Esta iniciativa liderada a nivel nacional por el SENA, surge de la necesidad de apoyar a nuestros médicos, enfermeros y personal de salud de los hospitales, dada la recomendación del uso de elementos de protección personal del Ministerio de Salud. Es así que gracias a la asesoría de instituciones del orden nacional se logra su rápida fabricación”, expresó Sara Ángela Arturo González, directora Regional del SENA en Nariño.

El área de Diseño e Integración de Automatismos Mecatrónicos del Centro Lope se encarga de la fabricación de pantallas faciales en impresoras 3D. Hasta el momento se ha logrado la producción de 80 unidades que fueron entregadas al Instituto Departamental de Salud de Nariño, que serán utilizadas por personal sanitario. Se espera continuar con la fabricación de pantallas faciales, siguiendo protocolos y la utilización de una cortadora láser de última generación.

El área de confecciones del Centro Lope ha dado respuesta al llamado nacional con la conformación de un equipo de 8 instructoras del área de Patronaje Industrial de Prendas de Vestir y de Trazo y Corte en Confección Industrial. Según Cristina Riascos, instructora del área de confecciones, inmediatamente se dio respuesta positiva al llamado nacional, se conformó un equipo que ella lidera junto a la instructora Janeth Gamboa Narváez, además de 8 aprendices y egresados de la entidad.

Posteriormente, se empezó a recibir la materia prima para completar en primera fase una producción de 2.200 tapabocas, 408 batas quirúrgicas y 55 overoles anti fluidos. “la idea es despachar los elementos de protección biológico por etapas y conforme nos llega la materia prima”, explicó la instructora.

En los talleres se trabaja de manera articulada y conforme a las exigencias de bioseguridad, siguiendo un riguroso protocolo mediante el cual, se hace seguimiento a través de teletrabajo para así entregar la producción en condiciones óptimas para su uso. “Toda la dotación es elaborada conforme a las normas técnicas establecidas por Invima”, agregó Riascos.

Junto a las instructoras y comprometidas de lleno con el proyecto, las aprendices Diana Piedad Ocampo y Ana Mildred Villada de los programas técnicos en Patronaje Industrial de Prendas de Vestir y de Trazo y Corte en Confección Industrial, desarrollan su etapa productiva desde sus talleres en casa, donde elaboran tapabocas y batas quirúrgicas.

“Hemos venido haciendo un aporte significativo en el sentido de que estamos trabajando con aprendices que desarrollan su etapa práctica. Les brindamos asesoría y acompañamiento continuo, como también a otros aprendices y egresados que tienen un proyecto apoyado por el Fondo Emprender” señaló Cristina Riascos.

Diana Piedad cuenta que todo inició cuando ella, desde su taller se ocupaba de forma individual a elaborar tapabocas. “Le conté a mi instructora lo que estaba haciendo y ella me invitó a formar parte de esta idea”.

“Estamos haciendo este trabajo con mucho cariño para nuestros médicos porque sabemos que es muy necesario este aporte para ellos con toda la protección necesaria”, concluyó Cristina Riascos.

Los elementos de protección biológico fueron fabricados con material obtenido a través de donativos de empresas públicas y privadas del departamento.

Pie de foto: La regional del SENA en Nariño, trabaja en la elaboración de tapabocas, batas quirúrgicas antifluidos, overoles de protección y pantallas faciales que fueron entregadas a trabajadores del sector salud para prevenir la expansión del covid-19.