Las personas muertas y contagiadas con Coronavirus en Colombia se podrían desbordar y el Sistema de Salud se colapsaría en menos de un mes.

Así lo pronostica Diego Rosselli, neurólogo del Departamento de Epidemiología Clínica y Bioestadística de la Universidad Javeriana.

800 muertos y más de 20 Mil contagiados con Coronavirus

El neurólogo llega a ese pronóstico al analizar los reportes y número de contagiados en estos días en Colombia.

Al respecto sostiene:

“Nos tomó 13 días llegar a 100 casos, nos tomó otros tres días más llegar a 200, luego fueron dos días para llegar a 300 y según ese pronóstico, es que hoy en la tarde posiblemente llegaremos a los 400 casos”.

Se trata de una predicción nada alentadora, al suponer que, los colombianos no han acatado la orden de aislamiento social dictada por los gobiernos nacionales, departamentales y municipales.

«En un escenario optimista en Colombia habrá 800 muertos para el 19 de abril y más de 20.000 contagios al 6 de abril», dijo el experto en una entrevista que concedió a La FM.

En esa emisora agregó:

“Si seguimos como vamos ya tendríamos más de 20.000 casos de aquí al 6 de abril. Si se lograra bajar el ritmo de crecimiento de la expansión del virus, que veo poco viable, estaríamos rozando los 4.000 contagiados para esa fecha”.

¿De dónde salen esas cifras?

El neurólogo aseveró qu junto a su equipo de trabajo «empezó a hacer pruebas con modelos dinámicos que permiten hacer una lectura de los posibles picos de la pandemia en el país».

Además, insistió que el sistema de salud de Colombia va a colapsar el 6 de abril, si el virus sigue comportándose como va.

Por eso, el experto insistió e invitó a las ciudadanos a acatar las medidas de cuarentena sin espacios para ninguna excusa.

Por ello, poner en práctica la cuarentena en Colombia de manera eficaz es urgente para evitar la propagación del Coronavirus COVID-19.

Finalmente, puntualizó en que a pesar de lo cruel que suene, los médicos tendrán que decidir quién vive y quién muere, por la falta de respiradores y unidades de cuidados intensivos.

“Vamos hacer una selección explícita de quien tiene posibilidades reales de salvarse», concluyó.