Se trata de una misionera carmelita que viajó desde Medellín para apoyar al senador en su llegada a la indagatoria ante la Corte Suprema de Justicia.

La mujer fue una de las uribistas que más vítores a favor del expresidente lanzó a las afueras del Palacio de Justicia, el lugar en el que se está llevando a cabo la indagatoria a Álvaro Uribe Vélez, que está siendo investigado por fraude procesal y soborno.

La monja tomó un megáfono y gritó insistentemente varias expresiones de exacerbada admiración hacia el senador. “¡Que viva el sagrado Álvaro Uribe!”, “¿Por qué lo persiguen? ¡Que viva el presidente Álvaro Uribe!” y “Álvaro Uribe está con el señor Jesús” fueron algunas de las frases que más repitió la mujer.

Tal fue la figuración que tuvo la religiosa entre los manifestantes que acudieron a la entrada del Palacio de Justicia que fue entrevistada por la emisora Blu Radio. En el diálogo que tuvo con ese medio de comunicación, la monja explicó: “Yo estoy apoyándolo a él porque sé que es un hombre bueno, un hombre justo. Vine a apoyarlo para que sepa que papito Dios está con él y lo vamos a ayudar a través del santo rosario. Dios modela su corazón”.

Álvaro Uribe llegó antes de las 8:00 a.m. al Palacio de Justicia. Para sorpresa de los presentes, el expresidente decidió ingresar al lugar pasando cerca de muchos de los manifestantes (tanto a favor de él como en contra) y el país pudo presenciar con detalles su arribo al edificio al que fue citado.

Esta es, en video, la defensa a gritos que recibió Uribe de la monja que viajó hasta la capital del país para apoyarlo en esta jornada: