Aída Victoria Merlano Manzanera, hija de la prófuga Aída Merlano, y el odontólogo Javier Guillermo Cely no aceptaron este sábado los cargos imputados por la Fiscalía General de la Nación, en la audiencia por su presunta participación en el escape de Aída Merlano.

En horas de la mañana, la captura de ambos fue legalizada por la juez 12 de control de garantías. Cabe recordar que la joven de 20 años de edad fue detenida el viernes, mientras el ortodoncista se entregó a las autoridades.

El ente acusador advirtió que por el delito de fuga de presos en concurso heterogéneo de uso de menores para comisión de delitos, Aída Victoria podría pagar una pena de 13 a 30 años de prisión.

Por su parte, Cely, sindicado de favorecimiento en fuga de presos, podría ser condenado entre 10 y 20 años de cárcel.

 

Horas antes, Merlano Manzanera dijo que la Fiscalía la está “instrumentalizando”, pues su captura, según ella, constituye un método de presión en contra de su madre.