Se trata de un especialista en ortodoncia, cuyo nombre fue difundido este miércoles en la mañana por la periodista Darcy Quinn, de Caracol Radio.

La comunicadora dijo en la emisora que el odontólogo se llama Javier Celis, en quien recaen en la actualidad todas las miradas porque fue desde su consultorio de donde se fugó la exparlamentaria.

“Para nosotros es evidente una participación del ortodoncista. Pero, por supuesto, quien adelanta la investigación y determina el acervo probatorio que da con firmeza la eventual participación de esta persona y de algunos allegados de la familia, que están siendo plenamente identificados en este momento, será la Fiscalía General de la Nación”, dijo en rueda de prensa el general Óscar Atehortúa, director de la Policía.

Merlano acudió a la cita que tenía programada con Celis este martes por la mañana, aparentemente, para someterse a otra sesión del tratamiento de diseño de sonrisa que tenía con ese odontólogo.

Por esa razón, Celis aparece entre los primeros de la lista de las personas que tienen los investigadores para establecer con certeza cómo se produjo la fuga de Merlano. Por ahora, Celis está en el centro de las circunstancias que siempre desvelan a las autoridades cuando intentan resolver un crimen: las de tiempo, modo y lugar.

De hecho, Atehortúa insistió en Blu Radio: “Hay una posible participación del ortodoncista, quien estaba en el sitio. Es evidente que hubiese podido informar oportunamente, evitarlo [la fuga] de alguna manera”.

También dijo en la misma frecuencia que los investigadores buscan establecer si Celis es realmente odontólogo o si se trató de un montaje. “Estamos haciendo las verificaciones reales, no solamente de los documentos que acrediten que él sea un ortodoncista o no”, dijo.