Se trata de una conversación que tuvo el futbolista con la modelo un día después de la noche en la que tuvieron relaciones se@/ales en un hotel de París.

Los mensajes de texto fueron citados por el portal Infobae y revelados por el programa de televisión brasileño 6 Alerta City, del canal TV Record. En ellos, Najila Trindade le pregunta a Neymar si recuerda todo lo que sucedió la noche anterior, le muestra con una foto los marcas rojas que tenía en su cuerpo por los supuestos golpes que el brasileño le habría dado y él respondió con un comentario en broma al respecto.

“Pero las marcas, tú fuiste culpable también (risas). Tú me pedías más”, escribió Neymar después de ver el reclamo que le estaba haciendo la modelo.

Finalmente, la mujer le pidió al jugador del PSG que no le envira esa foto del cuerpo de ella a nadie y se mostró inconforme porque “tú sigues siendo Neymar y yo una cualquiera”. A continuación, la conversación completa que se conoció en las últimas horas:

Najila: ¿Recuerdas todo ayer?

Neymar: Obvio

Najila: El tipo que conocí hoy no era el mismo de ayer. Fue por ese Neymar de hoy que me apasioné.

Neymar: No me conoces bien. Soy normal.

Najila: Estaba emocionada de conocerte. Ayer fue todo tan rápido… De ahí, por la mañana, vi esas marcas. Ayer apenas nos hablamos. Estabas agitado. Ayer yo estaba tranquila y hoy quien está agitada soy yo. Nos hemos perdido cada uno. Qué pena que salió mal.

Neymar: Pero las marcas, tú fuiste culpable también (risas). Tú me pedías más.

Najila: ¿Está loco? Yo pedí que pararas y tú incluso me pediste disculpas, pero ahora… algo más para terapia.

Neymar: (Emoticones de desconfiado)

Najila: Tú sigues siendo Neymar y yo, una cualquiera.

Najila: Si mandaste esa foto a alguien, por favor, pídele que la borre por qué no quiero nada envolviendo mi nombre.

Neymar: Jamás lo haría.

Najila: Comparado con lo que has hecho, no sería nada. Aunque me haya cambiado sólo hoy (y pagado de loca porque antes la ficha no había caído), tu sabes muy bien lo que pasó y cómo me trataste. A pesar de que eso quede en ‘off’ para siempre y nunca más nos hablamos, allá en el fondo sabes lo que pasó.