El crimen más escabroso en la historia reciente de Pasto tomó un inesperado giro en las últimas horas con la red de corrupción de la Secretaría de Tránsito que ha salido a la luz pública.

Se conoció que el joven habría sido asesinado por negarse a un soborno dentro de Tránsito en la capital de Nariño, donde laboró.

La revelación la hizo su padre, Ernesto Chamorro.

Su crudo relato, se conoció en medio del escándalo de corrupción que sacude a esta entidad.

En menos de una semana 20 personas entre funcionarios, contratistas y tramitadores, han sido capturados.

Los mismos responden, entre otras cosas, por manejos corruptos dentro de la entidad.

Revelador testimonio

“Rechazó un soborno de $3 millones que en su tiempo le habían ofrecido en la Secretaría Municipal de Tránsito y Transporte”, dijo Ernesto, padre del joven.

“Le pidieron que desapareciera unos torcidos que había descubierto y que comprometían a varios funcionarios, por eso Juan Carlos Rosero Cuastumal lo mató”, afirmó.

Chamorro tenía la misión de revisar algunos de los sistemas de la Secretaría, y dijo su padre, esto lo puso en la mira de los delincuentes.

“El ofrecimiento económico lo conocimos de boca de un primo de David, a quien le había contado sobre dicha propuesta”, apuntó.

La Fiscalía indaga esta nueva revelación, para determinar si podrá ser objeto en el proceso contra los salpicados de corrupción.