Dos años y medio después del asesinato, investigadores revelaron apartes de las conversaciones que sostuvieron entre los familiares de Rafael Uribe Noguera, hoy preso en una cárcel de Valledupar, horas después de lo ocurrido ese 4 de diciembre de 2016.

Los mencionados están siendo procesados por el delito de ocultamiento y favorecimiento a persona que ya fue condenada.

Según Noticias Caracol, en uno de los chats revelados se muestra una conversación entre Catalina y Francisco Uribe, fechado del 4 de diciembre de ese año, cuando ella llegó al apartamento en el que ocurrió el crimen de la niña, en el norte de Bogotá.

– Catalina: “Ya llegué, por dónde entro?”.
– Catalina: “Rece para que pase”.
– Francisco: “Sí”.

Otra conversación fue extraída del celular de Catalina, y en ella habla con su madre, María Isabel Noguera, cuando Rafael era atendido en una clínica por una supuesta sobredosis, y luego de haber asesinado a Yuliana.

– Catalina: “Estoy con él”.
– Catalina: “Le dije que no se tomara las pastillas”.
– Catalina: “Para el corazón”.
– María Isabel Noguera: “Perfecto dile que lo queremos tanto que sólo piense en él para nosotros lo mejor es que deje de sufrir, y dile que lo amamos y lo amamos siempre”.

– Catalina: “Él se quiere morir mami”.
– Catalina: “Ya le dije”.
– Catalina: “Ya le dije”.
– Catalina: “No sé qué hacer para ayudarlo”.
– María Isabel Noguera: “Déjalo”.
– Catalina: “Sí pero acá no lo dejan”.
– Catalina: “Lo obligaron a tomarse unas pastillas para el corazón”.

Además de estas conversaciones, la Fiscalía tiene en su poder más de 6.150 folios que incluyen conversaciones sostenidas entre el 3 y el 13 de diciembre de ese mismo año. Además, notas de audio compartidas vía WhatsApp.

Algunas de las conversaciones fueron borradas de los celulares por los hermanos Uribe Noguera, por lo que las autoridades recibieron ayuda de inteligencia de Estados Unidos para recuperarlas.

El juicio en contra de los familiares del asesino se reanudó en la tarde de este martes.