En 2018, López cuestionaba que Ángela María Robledo estaba incurriendo “en doble militancia” al lanzarse como fórmula vicepresidencial del entonces candidato Gustavo Petro.

“Dejen de victimizarse por todo. Yo creo que incurrió en doble militancia y ustedes que no. Alguna autoridad legal decidirá quién tiene razón. Punto”, escribió López, y aclaró a renglón seguido que su opinión era un aporte al debate, más no “una agresión”.

Pero un año después la opinión de López cambió, y al enterarse de que Robledo perdió su curul por “doble militancia”, como argumentó el Consejo de Estado, esto escribió ella:

“La voz de Ángela María Robledo tiene su propio peso y representación en nuestra democracia y era una voz ganada a pulso y voto para la oposición en el Congreso…”, fue la reacción de López.

Ese cambio de opinión fue el ‘papayazo’ que dio López para que el senador Álvaro Uribe recogiera sus trinos, y aprovechara así los más de 4 millones de seguidores que tiene en Twitter para ponerlos a hablar de eso.


De ahí que una gran mayoría de comentarios estuvieran enfocados en darle ‘palo’ a la candidata de la Alianza Verde, episodio que sus contradictores también aprovecharon.