El triste hecho sucedió en la terraza de su casa cuando Claudia López tenía 4 años y jugaba con su hermana Martica de 3.

López y su familia vivían en el barrio Prado Veraniego.y mientras jugaba con su hermana a saltar sobre una claraboya en el techo de la casa, con tan mala suerte que la niña pisó la claraboya, el cristal se rompió y cayó por el hueco.

La hermana de Claudia López cayó en un canasto de la ropa, no había sangre, pero el final fue fatal; Martica se desnucó y quedó muerta en el acto, recuerda de la Revista Semana.

Según una entrevista que concedió Claudia López, desde entonces, su hermana Martica, se ha convertido en su ángel guardían que cuida cada paso.