Se trata de una joven mujer de 20 años quien se subió a Transmilenio, a las 11 de la noche, en la estación de Restrepo.

La joven aseguró que en el bus de Transmilenio se sentó y que no recuerda lo que pasó en las siguientes 12 horas, cuando recuperó la conciencia y apareció sentada en una cafetería.

Según City Tv, al otro día amaneció cerca del Policlínico del Olaya, en el sur de Bogotá, sentada en una cafetería, con mareos y mucho dolor en su cuerpo.

Ese noticiero indicó que la joven además de presentar varios golpes y mordiscos en el cuerpo, fue abusada.

“No recuerdo sino que vi los golpes. Tengo muchos golpes, tengo mordiscos en la espalda y en las piernas”, aseveró la víctima.

“Está situación me tiene muy consternado y muy dolido. No puede quedar así”, dijo el padre de la víctima a ese informativo.

El aberrante caso ya está en manos de las autoridades, a las que la joven y su familia les pide justicia.

Hasta el momento no se sabe si la joven se desmayó o fue escopolaminada.

Deja tu comentario