Los padres de Jenny Ambuila, Omar Ambuila y Elba Chará tenian afinidad con el Centro Democrático y aparentaban ser de clase media.

Los padres de Jenny vivían en una casa Ubicada en el sector continental de Buenaventura, muy cerca del centro de la ciudad, y tenían una camioneta nada ostentosa, en comparación al Lamborghini y Porsche de su hija.

Los fines de semana, según El Tiempo, los esposos participaban como líderes en la iglesia Comunidad Cristiana de Paz en Cali. Además, su diezmo era muy moderado.

De acuerdo a personas consultadas por ese periódico, O se Ambuila señalado de corrupción se mostraba como una persona “sencilla” a la que le “gustaba sentarse a tomar tinto en el centro”, el fútbol y la política.

También se conoció que su esposa, viajaba constantemente a Cali, no parecía haberse sometido a ninguna cirugía estética, que según un allegado a la pareja entrevistado por El Tiempo, eso, en Buenaventura, resulta una señal sobre los recursos económicos de una persona.

Entretanto, la única hija de la pareja, Jenny Ambuila, vivía en Miami, Estados Unidos, gastando enormes fortunas de dinero en autos, bolsos, y viajes que resultaron injustificables para el salario que ganaba su papá que, según dijo la Fiscalía, no superaba los 10 millones de pesos.

De igual manera, la versión de que ella era quien se costeaba su costosa vida con los ingresos de su trabajo como ‘youtuber’ no convencieron a las autoridades, que ordenaron cárcel para los esposos Ambuila y detención domiciliara para la joven.

No obstante, detrás de los Ambuila habría una red que movería más de 25 millones de dólares, de acuerdo a declaraciones del procurador general Fernando Carrillo, por lo que las investigaciones dentro del Dian no cesan.

Deja tu comentario