Los lujos del capo que habría llevado a Viáfara a meterse con el narcotráfico

Se trata de Alias ‘La Vaca’, identificado como Luis Fernando Toro Londoño, quien junto a Jhon Viáfara fue capturado en medio del operativo por narcotráfico.

Alias ‘la Vaca’, de acuerdo con la Policía, era el jefe de una organización criminal que se dedicaba “al tráfico de estupefacientes a gran escala” desde Colombia y hacia países de Centroamérica, y lo señalan como el hombre que llevó a Jhon Viáfara al oscuro negocio de las drogas.

Toro Londoño se hacía pasar como comerciante en Medellín, pero detrás de esa fachada de negociante se escondía un hombre lleno de excentricidades y lujos que mantenía con dinero del narcotráfico, según explicó el general Óscar Atehortúa, en rueda de prensa.

Citando declaraciones de la Policía, Noticias Caracol dio a conocer que (‘la Vaca’) “era un narco invisible (por su bajo perfil), que usaba gafas en oro, cambiaba de camionetas blindadas todos los días y pagaba costosos viajes internacionales a sus familiares y amigos los fines de semana”.

Por eso, la Policía ubica a este hombre como cabeza de la red en el organigrama delincuencial, y un escalón más abajo aparece Viáfara. Al mismo nivel del exfutbolista están alias ‘Don José’, ‘Pelusa’ y ‘Primito mi señor’.

Sobre este último hombre, el general Atehortúa dijo que operaba junto con Viáfara para manejar la “ruta del Pacífico hacia México, y establecía contactos en Apartadó y Turbo (Antioquia) para transportar estupefacientes hacia América”.

Caracol conoció que Viáfara fue invitado a eventos deportivos, luego de su retiro del fútbol profesional, en donde se relacionó con narcos que lo sedujeron para que invirtiera en este negocio de drogas y le prometieron jugosas ganancias. Fue así como empezó a escalar y a tomar protagonismo en esa banda.

No obstante, lo capturaron este martes en Jamundí, Valle del Cauca.

“Se convirtió en una persona importante para manejar la nómina, para pagarles a aquellas personas que traficaban, que eran motoristas, pilotos de aeronaves”, dijo el oficial sobre el rol que al parecer cumplía el exjugador, que fue campeón de Copa Libertadores con Once Caldas en el 2004.

A Viáfara le venían siguiendo el rastro desde hace varios meses, y los investigadores de la Policía le interceptaron su teléfono celular y fue así como descubrieron sus contactos y las extravagancias que llevaba, como tomarse fotos con armas, joyas y posando como capo.