La mujer fue identificada como Wendy Pinzon de 24 años.

Testigos aseveraron que el hecho violento se presentó a la madrugada de este martes en el municipio de Girón, Santander.

La versión la entregó Blu Radio, que demás indicó que la expareja de la mujer le propinó cinco disparos que le causaron la muerte en un centro médico al que fue trasladada después del ataque.

“Según versiones de los vecinos, el hombre le llevó una serenata, pero la encontró departiendo con otro hombre, lo que desató su ira, desenfundó un arma y le disparó”, reseña la emisora en su página web.

Esa misma versión la recogen otros medios regionales que informan en redes sociales que el feminicidio ocurrió pasada la medianoche en el barrio Arenales Campestre.

Sin embargo, la comunidad en Facebook ‘Seguridad Ciudadana Bucaramanga 2019’ da otra versión en la que asegura que la joven habría decidido terminar la relación sentimental con su agresor hace 15 días atrás. Por esto, el sujeto le habría llevado la serenata este domingo.

Ante la negativa de la joven de continuar con la relación, el hombre la habría amenazado. Finalmente, esta madrugada, la asesinó cuando ella llegaba a su vivienda, señaló Rionoticias.com.

Por su parte, el general Manuel Vásquez, comandante de la Policía de Bucaramanga, citado por la emisora, manifestó:

“Los hechos, que son materia de investigación, nos permiten establecer que el hombre le disparó a Wendy, quien estaba con detención domiciliaria y habría llegado en su moto a la casa donde fue sorprendida por él”.
Además, el portal de noticias indica que la mujer tenía casa por cárcel desde octubre del 2018 por el delito de “hurto a una residencia”.

“Sí bien, alrededor del hecho existen antecedentes por conductas criminales, una la hipótesis estaría asociada a situaciones de carácter personal y hasta sentimental”, informó la Policía a ese medio digital.