En un operativo conjunto con el Ejército Nacional, nuestras unidades adscritas a la Policía Metropolitana de San Juan de Pasto asestaron un duro golpe en contra de traficantes ilegales de bebidas embriagantes, con la incautación de más de 2 mil botellas de licor adulteradas.

En área rural de la capital de Nariño, corregimiento de Obonuco, gracias a una llamada de la red de participación cívica en donde informan sobre un sitio donde olía mucho a alcohol, al llegar a un parqueadero se constata que en ese sitio fabricaban licor.

Ejército y Policía llegaron al lugar donde delincuentes almacenaban dos mil botellas de aguardiente, ron, vodka y whisky, en diferentes presentaciones, listos para su distribución, Además de 31 canecas con 2 mil 500 litros de alcohol, una considerable cantidad de estampillas de diferentes marcas y cerca de 4 mil etiquetas, todo por un valor aproximado a 165 millones de pesos.

Con este operativo logramos salvar la vida de miles de consumidores. El licor adulterado es el número uno de las causas de fallecimientos o ceguera por la ingesta de alcohol. Las botellas de licor pretendían salir al mercado este fin de semana con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer.