Gustavo (izquierda) y Richard aprendieron su oficio a partir de la práctica que les enseñaron sus padres; con el tiempo fueron adquiriendo destreza hasta dejar el producto en perfectas condiciones.

Fue aprobado el Plan Especial de Salvaguardia PES de “Los conocimientos y técnicas tradicionales asociadas con el Barniz de Pasto mopa-mopa”. De esta manera, la manifestación ingresa a la Lista Representativa de Patrimonio Cultural Inmaterial del ámbito nacional.

Un reconocimiento que merece el ímpetu y la fuerza de Nariño territorio de patrimonios.

En mayo de 2018, la Dirección Administrativa de Cultura de la Gobernación de Nariño postuló la manifestación a la Lista Representativa de Patrimonio Cultural del ámbito nacional, con lo cual se dio inicio a la formulación del PES de manera participativa, liderado por la Dirección de Patrimonio del Ministerio de Cultura, Gobernación de Nariño y la participación de la Gobernación de Putumayo.

El Barniz de Pasto es una manifestación cultural única en el mundo, que utiliza como materia prima el arbusto del mopa mopa Elaeagia pastoensis mora, para decorar objetos fundamentalmente de madera. Es una técnica artesanal de origen prehispánico que se prolonga hasta la actualidad.

El arbusto crece de manera silvestre en el Piedemonte andino amazónico del Putumayo, Caquetá y áreas de dispersión, los recolectores de las «pepas» en Putumayo, las venden a los artesanos barnizadores de Pasto para su transformación; por su parte, carpinteros, torneros y talladores, son los encargados de elaborar las piezas de madera, en las que se aplican las láminas de mopa-mopa mediante un proceso de calor y se diseñan iconografías con los cortes de una cuchilla que producen manos laboriosas, la creatividad y el conocimiento de maestros y aprendices.