Lo rememoró Fabio Legarda, papá del fallecido artista que se llamaba igual, en La W Radio, donde se refirió a la violencia que tuvo que padecer su familia.

Todo está relacionado con la profesión del progenitor del artista, pues era policía, y por los continuos traslados a zonas rojas que tenía que aceptar.

“Yo soy oficial retirado, en el grado de capitán. Nosotros estuvimos en lugares, como Tierralta [Córdoba], donde yo trabajé y Fabito para esa época tenía apenas 3 años. Eran pueblos tan pobres… y Tierralta era tan violenta y pobre que cuando uno abría las llaves del baño había demasiados hongos, tenía que comprar agua Cristal para poder bañar al niño y, además, cuidarlo de esa exposición de violencia tan grande”, dijo el padre en el medio, y continuó:

“Inclusive, teniendo Fabito de 3 a 4 años casi es secuestrado por la guerrilla, en un intento que sería, tal vez, la primera vez que hubieran utilizado a un niño como escudo para una de las atrocidades contra todo un pueblo. Fueron capturadas unas personas”.

Ante eso, decidieron que el cantante se fuera con su mamá. “Era pequeñito, pero recuerdo que a veces, como vivíamos en la parte alta de lo que era el comando de la Policía, teníamos nuestro apartamento en el segundo piso, a veces sonaba algo o había algún ruido que él [mi hijo Legarda] se tiraba al piso y decía: ‘Papi, la guerilla, la guerilla’ [con una sola ere]. Fue tremendo, al punto que después de ese incidente a Fabito y a su mami los llevaron a Montería, mientras yo tenía que seguir trabajando, por esas cosas difíciles”, revivió el papá en la frecuencia radial.

No obstante, luego los movieron para otra zona donde la violencia causada por la guerrilla y los paramilitares también era el común denominador.

Tras tantos años soportando esas condiciones, el progenitor de Legarda decidió colgar su uniforme y emigrar hacia Estados Unidos, donde duró “cerca de 16 años huyendo de la violencia de Colombia”, pero su hijo, ya mayor de edad, decidió regresar por sus sueños musicales.

“Yo ya me retiro de la Policía, a raíz de que estaba viviendo en Apartadó. Era el comandante en aquella época en la que mandaron el bloque de búsqueda por un conflicto que existía entre tres factores de violencia, fuerzas armadas, guerrilla y paramilitares. Yo estuve afrontando esa situación; las escenas sangrientas de esa época, las masacres, hicieron que tomara esas decisiones que cambiaron mi vida”, dijo el papá del famoso en la emisora, y añadió:

“Después de eso, llegué a Barranquilla; la vida se nos hizo bastante difícil por las situaciones de violencia: no podíamos viajar por las carreteras de Colombia porque la guerrilla tenía listas y había gente que era objetivos militares y todo eso. Entonces, por seguridad de los niños decidimos salir de Colombia, para Estados Unidos, a Atlanta”.

“Mi hijo soñaba con volver a mi país y era una decisión en la cual yo no quería intervenir. Opté por apoyar todos sus sueños y animarlo en lo que sería su futuro. Inicia un trabajo grandioso con Sony Music […] y posteriormente viene Masterchef’”, narró el padre, que recuerda a su hijo como “un niño muy especial, nunca perdió una materia, un gran amigo con todo el mundo, un soñador incansable”, que aparte de músico era administrador de empresas.

Ampliar más información en este enlace