Se trata de la concejal del Polo Democrático Xinia Navarro quien interrumpió en el Concejo de Bogotá y les dijo a los asistentes que le cantaran su cumpleaños, según indicó La Fm, la cabildante habría estado en un aparente estado de alicoramiento.

Tras lo sucedido, la concejal dijo que no estaba ebría sino feliz y que por ello interrumpió la sesión.

Según esa emisora, Navarro “se levantó muy temprano, tuvo un día agitado y estuvo departiendo en un lugar en el que escuchó música pero, sostuvo, no consumió licor. Producto de esa agitada jornada, señaló, es que en el video luce descompuesta. Respecto a las imágenes que dan cuenta de su extraño comportamiento y las voces que instan a disimular su aparente estado de ebriedad, la cabildante insistió en que no estaba pasada de tragos y que se le acercaron porque, vía Whatsapp, ella había pedido un tinto”.

El hecho de Navarro quedó registrado en video, el cual fue compartido en redes sociales:

En cuanto a su accionar de llegar al recinto emocionada y pidiendo que le cantaran el cumpleaños, mientras sus asistentes le daban el “tinto” y se pedía disimular, la integrante del Polo Democrático aseguró que lo hizo para romper el protocolo, en un acto extrovertido por que el que ofreció excusas.

“Yo soy la persona más extrovertida. Recocho con todos mis compañeros, soy una persona extrovertida”, aseguró la cabildante en Blu Radio.

Sobre el video en el que aparece en presunto estado de embriaguez, dice que tiene un problema en la garganta y que no toma por estos días porque también sufre de gastritis crónica. Además, que se salió del libreto en la plenaria del Concejo y presenta excusas porque reconoce que no debió bromear y actuar tan extrovertida.

“Sé que el morbo genera una gran audiencia. Es más fácil deslegitimar mi acción política con una frase o un contexto alejado de una situación”, argumentó la concejala.

“Si yo hubiera tomado un par de vinos, yo lo podía decir y sé jurídicamente como argumentarlo”, agregó.

También asegura que la han insultado y defiende que no cometió ningún acto inmoral.

“Es más fácil volver viral a una mujer que llega contenta. Pero que yo haya hecho un acto inmoral, que en mi comportamiento haya dejado un manto de duda sobre lo honorable”, sostuvo.