La historia la padece familiares de Stiven Prada, cadete ibaguereño de 21 años que murió horas después del acto terrorista en la Escuela General Santander.

Prada llevaba dos años en la institución policial y había terminado sus estudios secundarios en el colegio Reyes Umaña de la capital tolimense.

Además de la tristeza por su muerte, la familia está en vilo por cuenta de la salud de uno de sus hermanos, también policía, que se encuentra hospitalizado en el Meta tras ser herido con arma blanca en días recientes.

Según el medio El Nuevo Día, de Ibagué, el hermano de Stiven permanece en este momento en cuidados intensivos.

Otros detalles que vale la pena destacar sobre la vida del cadete fallecido tras el atentado de este jueves, en Bogotá, es que pertenecía a la liga de futbol de la Escuela, destaca Noticias Caracol.