Eso fue lo que suplicó, el violador y asesino de Angie Lorena, Pastor Gómez Vaca, después de la audiencia de imputación de cargos y mientras era trasladado de los juzgados a la cárcel de Villavicencio.

La petición de Gómez Vaca quien el jueves confesó su crimen, quedó grabada en video y en el un periodista le pregunta:

“¿Pastor, tiene usted un mensaje para los familiares de la niña?, ¿quiere decirles algo?”.

Ante ello, Gómez homicida respondió: “Sí”, por lo que el reportero interpeló: “¿Qué les quiere decir?”. Enseguida, Gómez Vaca contestó:

“Que me cuiden a mis hijos bien”.

Los hijos a los que hacía referencia Gómez Vaca son dos menores, una niña de 12 años —amiga de la víctima y que habría sido utilizada por el acusado para cometer el aberrante crimen— y un niño también menor de edad, según el portal Nariño Informa.