A partir de ahora, la finca del Centro Internacional de Producción Limpia Lope está certificada en buenas prácticas ganaderas, lo que la convierte en el tercer centro de formación del país, que recibe esta acreditación.

Según el instructor Rafael García Ordoñez, la obtención de la certificación se logra luego de cumplir un proceso exigido por el Instituto Colombiano Agropecuario y que incluyó la adecuación de una infraestructura, óptima para el procesamiento y la inclusión de la nueva sala de leche anormal, donde se recoge la leche mastítica (leche mala) retirándola de la leche en buenas condiciones.

“Con esta infraestructura se cumple a cabalidad el proceso que incluye el pre ordeño, ordeño y post ordeño. El pre ordeño consiste en el alistamiento, ordeño es la cosecha y el post ordeño, en el manejo que se hace a la cosecha de leche”, explicó García.

La certificación, en el caso de la finca Lope, además de mejorar los procesos de formación en los aprendices de las áreas agroindustriales, permite cómo a otras fincas acreditadas la obtención de 14 pesos por litro producido.

Según Paola Fajardo Insuasty, responsable del proyecto de Inocuidad del ICA, el SENA en Nariño es un excelente ejemplo para la región en cuanto a la correcta aplicación de normas para producción.

“El Centro es un escenario de producción activa en donde comunidad y aprendices participan activamente, así la entidad muestra cómo se hacen las cosas bien. Adicionalmente, la certificación nos muestra en el sistema nacional como productores de leche de excelente calidad”, dijo.

En la actualidad, la Finca Lope tiene 45 vacas que producen entre 15 y 16 litros diarios de leche cada una, para un promedio de entre 600 y 700 litros procesados y aptos para la comercialización.