La familia tuvo que reaccionar de manera inmediata ante lo sucedido, pues el cura quedó pálido y paralizado.

El hecho quedó registrado en video y se ha hecho viral. El particular suceso, se presentó en Estados Unidos.

La ceremonia transcurría en total normalidad, todo estaba listo para que el niño recibiera el sagrado sacramento cuando, de repente, el pequeño se inclinó adelante y empezó a llorar, esto tomó al sacerdote por sorpresa y lo dejó caer al agua.

En la grabación se puede observar a la madre y a la madrina tomar al bebé y lo envuelven en una manta. El padre, quien se quedó estático todo el tiempo, decide continuar con la ceremonia como si nada hubiera sucedido.

Tras lo sucedido, el sacerdote continúo con la ceremonia sin ponerle mayor atención a lo sucedido.