Estos son los lugares que ofrece Bogotá para que sus visitantes tengan experiencias únicas e inolvidables:

El Centro Histórico

El centro histórico, ubicado en el barrio La Candelaria, conserva el recuerdo del pequeño poblado que fuera Bogotá en sus inicios. Sus calles estrechas y las casonas coloniales son el punto neurálgico de la cultura bogotana. Además de reunir la mayoría de los lugares de interés histórico, esta zona se mezcla con la modernidad del comercio, universidades y proyectos residenciales.

La Candelaria, Teatro Colón

En La Candelaria está el Teatro Colón, inaugurado el 27 de octubre de 1892. Su arquitectura y decoración está inspirada en el Teatro Garnier de París. Este recinto es utilizado para conciertos de cámara, conferencias, obras de teatro y muestras de baile, entre otros.

El Museo del Oro

En el centro también se encuentra el Museo del Oro, que cuenta entre sus adquisiciones con objetos de oro, tumbaga, cerámica, piedra y madera que en su momento fueron fruto de la tecnología más avanzada y compleja de los grupos nativos del continente americano.

El Cerro de Monserrate

Al oriente de la zona céntrica está el Cerro de Monserrate, símbolo por excelencia de Bogotá. Está ubicado a 3.152 metros de altura sobre el nivel del mar y hospeda en su cima el Santuario del Señor Caído, un lugar de peregrinación religiosa. Cuenta con dos lujosos restaurantes, Casa San Isidro y Santa Clara, que ofrecen una variedad de platos nacionales e internacionales.

El Museo Nacional

En el barrio La Macarena, hacia el norte, está localizado el Museo Nacional. Fue fundado por ley en 1823, lo que hace de éste el museo más antiguo de Colombia. Aunque ha tenido varias ubicaciones, desde 1948 se sitúa en la antigua Penitenciaría Central de Cundinamarca, la que fue la prisión más importante del país durante casi 72 años. Además de la interesante historia de sus instalaciones, el museo alberga una amplia colección de piezas artísticas que relatan buena parte de la historia de Colombia.

Andrés Carne de Res

En materia de gastronomía y vida nocturna, sin lugar a dudas Andrés Carne de Res es un destino obligado. Su sede principal, ubicadoa en Chía, un municipio a 20 minutos de la capital, es desde hace más de dos décadas uno de los preferidos por los extranjeros y nacionales que buscan vivir una experiencia típica colombiana. Este establecimiento fue incluido en el libro 333 sitios de Colombia que ver antes de morir. En la actualidad, el restaurante-bar cuenta con una sucursal en Bogotá: Andrés D.C., que ofrece a sus visitantes, además de una excelente comida, un buen lugar de rumba en un punto estratégico de la ciudad.

La Catedral de Sal de Zipaquirá

A propósito de las opciones en las cercanías de la ciudad, la visita a la Catedral de Sal de Zipaquirá —considerada la Primera Maravilla de Colombia— es indispensable. Este monumento está construido a 180 metros bajo tierra en una gran mina de sal. En la profundidad de la majestuosa catedral se haya un gigantesco espejo de agua de 80 metros que ofrece un efecto óptico único.