Después de dos días de negociación entre la ministra de Educación María Victoria Angulo y las organizaciones de estudiantes y profesores, la discusión sigue centrada en la plata.

La puja está en saber de dónde se pueden sacar los recursos que están exigiendo los jóvenes, quienes han sido insistentes en que el problema está en la mala distribución de estos.

Los estudiantes pusieron sobre la mesa la posibilidad de sacar el dinero para la universidad pública del ICETEX, que tiene por lo menos $ 330.000 millones de utilidades del año pasado.

Las otras posibilidades está en los recursos para funcionamiento y según profesores y estudiantes, hay unos $ 32 billones sin comprometer. Sin embargo, la ministra María Victoria Angulo hasta el momento se ha mantenido en la misma posición, ofreciendo lo que el presidente negoció con los rectores de las universidades públicas.

Según el acta firmada, la plata que están pidiendo sí está comprometida y por disposición de ley no podría liberarse para ser entregada a la educación.

Hasta el momento, no ha habido muchos avances en la mesa, que entra a su tercer día con un paro nacional que continúa mientras se alistan nuevas marchas en el país.