Se trata del senador Carlos Felipe Mejía, quien reaccionó frente a la intervención y denuncia que hizo Gustavo Petro.

Gustavo Petro se quejó en plenaria del Senado por las dos multas que le impuso la Contraloría, por 130.000 millones de pesos, debido a un presunto detrimento patrimonial que habría cometido con el esquema de basuras que implementó cuando fue alcalde de Bogotá.

A raíz de eso, Petro señaló al presidente Iván Duque de supuestamente estar detrás de esa decisión, y aseguró que esta “multa impagable” busca que él “pierda derechos políticos”.

Por eso, el senador comparó su caso con lo sucedido en Venezuela con el líder opositor Leopoldo López.

Una vez Petro terminó su intervención, el senador Carlos Felipe Mejía tomó la palabra y, a los gritos, se lanzó en defensa del presidente Duque.

“No es cierto que el presidente Duque le haya embargado a usted su sueldo… No se venga aquí a hacer el perseguido del presidente Duque, comparándose dizque con Leopoldo López. No sea cínico…”, señaló Mejía.

El senador uribista también levantó la voz porque Petro había relacionado a Duque con el escándalo de sobornos de la corruptora multinacional Odebrecht en Colombia.

Al final, y sin dejar de gritar en el recinto, Mejía advirtió que va a empezar “una campaña” para mostrarle al país quién es Petro, aunque no dejó claro de qué forma lo piensa hacer.