La propuesta la hizo el presidente del Senado, Ernesto Macía, a través de su cuenta de Twitter donde escribió:

“Definitivamente no es posible tramitar vía Congreso verdaderas reformas”.

Y agregó:

“Las presiones de las Cortes y otros intereses” impiden tramitar vía Congreso las reformas a la Justicia, política o ajustar los acuerdos de La Habana.

De inmediato hubo reacciones, entre ellas la del excandidato presidencial Sergio Fajardo, quien escribió: “No ha podido arrancar y ya lo quieren acabar. Funestos”.

Y es que en el Congreso transitan varios proyectos del gobierno que están a punto de hundirse como la reforma a la justicia, la reforma política y algunas iniciativas anticorrupción.

Otros congresistas también se pronunciaron.

«Una pésima idea porque primero cumple el papel de cortina de humo para cambiar el debate y sacarnos del debate de esa cruel reforma tributaria que quieren imponernos», aseguró Jorge Enrique Robledo, senador del Polo Democrático.

Edward Rodríguez, del Centro Democrático, opinó: “Es una propuesta novedosa, pero que no ha sido consultada ni con el presidente Iván Duque ni con el partido Centro Democrático, entraremos a estudiar su viabilidad».

Desde París, el presidente Iván Duque, quien participa en el Foro para la Paz, se refirió a la propuesta.

“Yo espero seguir teniendo una relación respetuosa con el Congreso y espero que el Congreso, en esa responsabilidad que tiene con el país, pueda darles un trámite, ojalá acelerado, a estas iniciativas», sostuvo.