Fue el mismo exdelatantero de la Selección Colombia quien recordó y expuso su caso como un caso de reflexión para aquellos jugadores que están arruinando sus carreras por el licor.

Valenciano contó su experiencia en el programa ‘Fox Radio Colombia’ y dijo que él decidió cambiar cuando tocó fondo:

“Cuando un equipo me llamaba, me preguntaba cuánto pesaba y cómo estaba con el chupe… Al final, no te llama nadie, no te extienden la mano y los amigos se desaparecen, pero mientras tengas ahorros, sigues en la misma joda, hasta que te quedas sin un peso”, narró inicialmente.

Y agregó:

“Pasé de ganar 100 millones de pesos al mes a que un día mi mamá, que en paz descanse, me pidiera 500 pesos para comprar un cuartico de leche y una bolsita de pan porque tenía hambre. Y tuve que decirle: no tengo ni un peso”.

Valenciano, frente a ese episodio, también dijo

“Estaba acostado en el cuarto donde vivía mi mamá, yo había bebido porque los amigos le dan trago a uno, uno no necesita plata para beber. Pero fue algo que me dio durísimo y ahí empecé a cambiar”.

Finalmente, dijo que luego de dejar de jugar era contratado para eventos, a los cuales lo dejaron de llamar porque dama imagen:

“Yo bebía todos los días. Por ejemplo, me contrataban para un evento y llegaba borracho, entonces los compañeros decían que no me llamaran porque daba mala imagen. Pero a veces me llevaban, me pagaban 3 millones de pesos y con eso tomaba todos los días en una esquina, solo. Y cuando se me acaba la plata volvía a buscar qué hacer, hasta que se presentó la situación con mi mamá”.

Ampliar más información en este enlace