La sanción se da porque las empresas entregan una velocidad menor a la ofrecida, según dijo la SIC.

Tras encontrar graves deficiencias en la prestación del servicio de Internet Banda Ancha (Hogar), relacionadas con la velocidad efectivamente entregada a los consumidores y la falta de información al momento de la contratación y utilización el servicio, la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) sancionó por un valor global superior a $ 6.600 millones de pesos a Claro, Movistar, ETB y Tigo-Une.

Según la entidad, luego de realizar mediciones técnicas en las principales ciudades del país sobre la prestación del servicio de Internet Banda Ancha, encontró que los usuarios solo disfrutaban, en algunos casos, de la mitad de la velocidad de navegación ofrecida si se conectaban a través de la red WiFi.

“Es decir, si un usuario tenía contratado un plan de 20 megabytes por segundo, en realidad podría solo recibir 10 megabytes por segundo cuando utilizaba el servicio conectado a través de WiFi, mientras que si se conectaban con cable tradicional a Internet Hogar sí recibían el servicio completo ofrecido”, explicó la entidad.