“Desde muy niño aprendí el arte de amasar el pan de manos de mis padres. Desde entonces he tenido el sueño de tener mi propia panadería, que hoy en día se hace realidad con Zulepán, una empresa legalmente constituida gracias al apoyo de mis instructores y gestores del Centro de Desarrollo Empresarial SBDC y el Programa de Víctimas del SENA”, expresa Carlos Alberto, con la masa entre sus dedos y con la fuerza que lo impulsa a dar forma a su emprendimiento.

Motivado por sus ansias de trabajo, este emprendedor ingresó al SENA a estudiar el Tecnólogo en Manipulación de Alimentos, donde adquirió nuevos conocimientos en manipulación de harinas y perfeccionó sus técnicas en el corte de pan, entre otros secretos que solo se aprenden en los ambientes de formación de panadería.

“Nosotros trabajamos gran variedad de productos, entre ellos el pastelito, pan de sal, tortas, pan dulce, almojábanas, arequipe, queso, quesadillas, suero costeño, tostadas, pan integral, berlinas, donas y carimañolas. Hacemos la producción todas las mañanas, y en la tarde la vendemos en Pasto y en corregimientos vecinos. Se nos vende todo”, aseguró Lizdey del Carmen Martínez Torres, esposa de Carlos Alberto.

En los dos últimos años, el Centro de Desarrollo Empresarial en Nariño ha impulsado 65 planes de negocio que generan 329 empleos directos.

Este matrimonio llegó al Centro de Desarrollo Empresarial SBDC del SENA en Nariño remitido por la Unidad de Víctimas y empezó a trabajar de la mano de los gestores, que reconocieron su entusiasmo y ganas de trabajar. Carlos realizó las etapas de sensibilización, ideación, validación y –luego de realizar los módulos de idea de negocio–, su proyecto fue avalado por el Fondo Emprender con recursos de capital semilla.

“Se seleccionó este proyecto porque el emprendedor tiene mucho conocimiento de producción y conoce el mercado, factor clave de su negocio”, expresó Paola Devries, gestora sénior del Centro de Desarrollo Empresarial del SENA en Nariño

Durante los dos últimos años, estadísticas de impacto económico del Fondo Emprender indican que se han asignado más de 5.000 millones de pesos a 57 planes de negocios formulados por emprendedores en el departamento de Nariño, que han generado 321 empleos directos. A su vez, con la Gobernación de Nariño se han invertido recursos por más de 740 millones de pesos a ocho planes de negocio de emprendedores, que han generado 42 empleos directos.

“Hoy le doy gracias a Dios por ponerme a instructores del SENA en el camino de mi vida. Nunca pensé llegar a esta tierra tan hermosa en donde tengo tanto éxito. Gracias a los conocimientos adquiridos por mis instructores, trabajamos en familia con mi esposa y mis tres hijos para sostenernos económicamente; así conformamos nuestra unidad productiva y formulamos nuestro proyecto para el Fondo Emprender. Ahora que fueron asignados los recursos económicos haremos más grande y productivo nuestro negocio”, puntualizó Carlos.