Hombre mató a su esposa, botó los restos a la basura y lo descubrieron por su pésima ortografía

El autor del espantoso crimen fue identificado como Juan Carlos Góngora y fue capturado por el Gaula de la Policía, en las últimas horas.

El feminicidio ocurrió dentro de la vivienda de la mujer donde, en la localidad de Engativá, el pasado 30 de noviembre.

Para esa fecha, Marylin Yulieth Rojas Uñate, enfermera de profesión y madre de 3 menores, desapareció misteriosamente de su vivienda (noroccidente de Bogotá) y perdió contacto definitivo con sus familiares, según se conoció en ese entonces.

Sin embargo, días después, Góngora se acercó al Gaula para denunciar que “desconocía el paradero de su esposa y argumentó que supuestamente ella había abandonado su hogar y a sus hijos”, reveló la autoridad.

Pese a la extraña desaparición de la mujer, ella aparentemente se conectaba a sus redes sociales. Por ejemplo, en la última comunicación por WhatsApp que Marilyn sostuvo con su hermana, Johana Rojas, le dijo que “se quería dar un tiempo”.

La escritura de la enfermera llamó la atención de Johana, según contó a Blu Radio: “Escribió el mensaje con una gramática extraña…como si no fuera ella quien tuviera su celular”.

“El hombre habría tratado de ocultar la verdad engañando no solo a las autoridades, sobre su inocencia, sino también a la familia y a algunas amigas de la mujer, a quienes a través de las redes sociales les envió varios mensajes fingiendo ser ella y manifestando su intención de desaparecer”, explicó la Policía.

Pero fueron esos errores de ortografía de Góngora, su confusa declaración ante el Gaula y la extraña desaparición de él, a los pocos días, lo que despertaron sospechas entre familiares e investigadores, que comenzaron con las pesquisas.

“Los investigadores analizaron cada lugar en el que pudo haber estado la mujer antes de desaparecer, incluida su propia vivienda, donde hallaron la mayor cantidad de pruebas que apuntaban a que allí había ocurrido un homicidio”, indicó la autoridad.

Durante esa investigación, también, descubrieron el diario de una de las hijas de la mujer, en el que la menor describía que su mamá era “víctima de violencia intrafamiliar por parte del hombre y de amenazas de muerte”.

La Policía pudo constatar que ese 30 de noviembre la mujer le dijo a Góngora que estaba cansada de los malos tratos, que quería el divorcio y marcharse de la casa con los 3 niños. Por esto el sujeto la asesinó.

Góngora fue capturado en el municipio de Dorada (Caldas), donde se escondía por su delito. En la audiencia de imputación de cargos aceptó el feminicidio y fue enviado a una cárcel.