Todo lo que tiene que saber sobre la FACTURA ELECTRÓNICA, nuevo lenguaje de los negocios

Por Gustavo Adolfo López Díaz / Gerente Summa

Compartir

Se encuentra en proceso de construcción (discusión y aprobación) un proyecto de decreto por medio del cual se modifica y adiciona el Decreto 1625 de 2016 en materia de facturación sobre lo que considero importante compartir algunas temáticas abordadas en el proyecto y que, a mi criterio, pueden modificar la forma de hacer y soportar negocios en nuestro país, inclusive obligaría a revisar el tema de facturación en el Código de Comercio.

1.CONTENIDO

El proyecto no sólo incorpora lo relacionado con facturación electrónica sino todo lo concerniente a facturar y documentos equivalentes.

En cuanto a la facturación electrónica incluye qué es, requisitos, forma de generarla, cuándo se entiende expedida, quiénes están obligados a hacerlo, definiciones, sistemas de facturación, proveedores tecnológicos, los no obligados, notas crédito, notas débito, exhibición, servicios gratuitos de generación de factura electrónica; entre otros temas y sobre los documentos equivalentes. También hace una extensa exposición sobre los documentos que se consideran equivalentes a la factura, los obligados a expedirlos, los requisitos que deben contener para cada uno de ellos, facturación con sistema P.O.S., facturación en mandato, en uniones temporales y consorcios.

Es decir, lo que se pretende es reglamentar todo el tema de facturación en general y no solo lo de la factura electrónica.

2.ASPECTOS PRINCIPALES

2.1. Aplicación

El proyecto prevé una aplicación gradual de la FE (Facturación Electrónica), según el número de UVT en ingresos brutos año base 2017, siendo primeros los que tienen ingresos brutos superiores a 1.000.000 de UVT el 1 de enero de 2019 y en adelante, el 1 de abril, 1 de julio y 1 de octubre; siendo los últimos los que hayan generado ingresos brutos año base 2017 3.500 e inferiores a 99.999 UVT

La DIAN deberá disponer de manera gratuita los servicios informáticos electrónicos para facilitar la expedición de la FE a microempresas y pequeñas empresas, según la definición contenida en el artículo 2 de la ley 905 de 2004.

Los anteriores topes para los responsables de IVA e INC.

También estarán obligados a facturar los profesionales liberales o quienes presten servicios inherentes a estas, quienes enajenen bienes producto de la actividad agrícola o ganadera, y los tipógrafos y litógrafos que pertenezcan al régimen simplificado.

La facturación electrónica deberá interactuar en el software con el inventario (cuando hay venta de bienes), la venta de servicios, los medios de pago y las notas crédito y débito que se generen.

2.2. Sistema de facturación

Señala que los sistemas de facturación son dos: la factura de venta y los documentos equivalentes. En la primera se aceptan la factura electrónica y la “factura de talonario o de papel” y en los documentos equivalentes fija nueve formas de documentos equivalentes.

Los obligados a expedir factura de venta o documento equivalente únicamente pueden expedir éstos documentos. Quedará prohibido expedir prefactura, cuenta de cobro, precuenta o similares, so pena de ser sancionado de conformidad con el artículo 652-1 del E.T.

A la factura electrónica se le establecen los requisitos, que son 18 y además, para diferentes tipos de obligado le señala otros requisitos adicionales.

El régimen común que adquiera a no comerciantes o pertenecientes a régimen simplificado deberá expedir”se” una factura electrónica con una serie de requisitos.

La factura de talonario se deberá denominar expresamente “factura de venta de talonario o de papel” y cumplir una serie de requisitos, que será empleada cuando se presente interrupción o impedimento en la expedición de la FE, en los casos como los señale la DIAN.

Incorpora requisitos específicos para cada uno de los diferentes tipos de documentos equivalentes.

Estarán obligados a facturar electrónicamente los responsables de IVA, de INC, los que de manera voluntaria decidan hacerlo, los prestadores de servicios desde el exterior responsables de IVA, los obligados a facturar que no sean responsables de IVA y para estos últimos señalan también una gradualidad tomando como año base 2018 y su obligatoriedad comienza el 1 de julio de 2021 según el número de UVT, siendo los últimos, los de ingresos brutos iguales o superiores a 3.500 UVT, año base 2020.

Si se emplea los tiquetes P.O.S. y el valor de la venta supera 100 UVT deberá elaborarse la factura electrónica y de igual forma cuando el adquiriente de los bienes o servicios solicite la factura de venta se debe expedir FE.

Como se ve el tema es mucho más que FE.