La selección de Japón fue eliminada en octavos de final del Mundial al caer 3-2 contra Bélgica con un gol en el 90+4 de Nacer Chadli, por medio de un «súper contragolpe”

“No esperaba este tipo de remontada. Esto es la Copa del Mundo y fuimos superados por la fuerza y la profundidad de los belgas (…)”, apuntó en conferencia de prensa el decepcionado DT nipón Akira Nishino.

“Estoy muy decepcionado, devastado por este resultado. Perdimos pero podríamos haber ganado. Fue una diferencia muy pequeña. A lo mejor fueron mis decisiones como entrenador o mis tácticas… Mis jugadores durante este torneo fueron muy positivos, mejores que en el pasado. Tenían confianza y hoy tuvieron una gran actuación. Rindieron por encima del 100 %”, añadió.

Japón se puso arriba 2-0 en el minuto 52, pero dos tantos consecutivos de Bélgica en el 69 y el 74, y el gol de Chadli en el descuento le dejaron afuera de Rusia-2018:

“Jugamos bien pero se trataba de ganar. Queríamos ganar. Nuestro equipo es suficientemente bueno y creo que contra Bélgica podríamos haber igualado al menos”, apuntó.

“Empezamos bien pero al final, conceder un gol así no era lo esperado. Cuando íbamos 2-0 y no cambié a mis jugadores. Quería marcar otro gol y tuvimos las oportunidades. Controlamos el partido a pesar de todo pero, en ese punto, los belgas marcaron cuando lo necesitaron (…) Me culpo a mí y a mis tácticas”, sentenció.