El Renault 4 les fue entregado como reconocimiento y muestra de agradecimiento.

En aquella ocasión, los 25 jugadores de la Selección Colombia recibieron un Renault 4 nuevo, a pesar de que ese vehículo tenía 20 años dentro del mercando nacional.

“Como muestra de apoyo y de agradecimiento por enaltecer el nombre y el deporte en Colombia”, asegura Óscar Restrepo Mantilla, citado por Mauricio Perea en su tesis de maestría en Historia, que cuenta detalles de la cultura, memoria y estética del Renault 4 en el país.

“Otorgarle un R-4 a un ciudadano que en condiciones normales no hubiera accedido a su posesión era demostrar que la alegría por la clasificación al mundial de fútbol era algo tan sublime que suspendía temporalmente las distinciones sociales; el jugador se convertía en un ciudadano tan ilustre que por un momento gozaba de un atributo que lo hacía colombiano de verdad: poseer el carro colombiano”, asegura Perea.

El particular hecho sucedió durante el Mundial de Italia 90, en 1989, “se lanzaron al mercado ediciones especiales, como el Brisa y el Jogging, una versión deportiva con detalles y accesorios en color rojo. El Renault 4 fue el automóvil de su segmento más vendido en Colombia en 1989 y 1991”, recuerda un comunicado de Sofasa acerca de este ícono de Renault, citado por El Tiempo.

Esta es una fotografía del día que los jugadores recibieron el premio del Gobierno Nacional y Sofasa: