Cómo organizar el mejor viaje entre amigos

Compartir

Aunque viajar con amigos parece a simple vista una excelente experiencia, en la práctica es necesario tener en cuenta algunos aspectos para que el viaje no se transforme en una pesadilla. Convivir las 24 horas del día con personas que poseen distintos gustos, intereses y expectativas puede resultar agotador. Para evitar este tipo de problemas lo ideal será elegir muy bien a los compañeros de viaje, prestar atención a ciertas cuestiones organizativas y sobre todo investigar y planificar previamente. A continuación, compartimos algunos consejos para ayudarte con esta tarea.

Elegir los mejores integrantes

 Aunque cuentes con muchos amigos, es posible que no todos sean compatibles entre sí y contigo al momento de compartir un viaje. Es necesario pensar qué tipo de viaje pretendes realizar y analizar el perfil de cada uno de los posibles compañeros. A veces debes dejar a un lado a los amigos inmaduros, muy exigentes o problemáticos, y elegir a los que posean un mejor trato.

Repartir tareas 

Es de mucha importancia que no recaiga todo el trabajo de planificación en una sola persona. La tarea de investigar sobre posibles destinos, hoteles y paquetes turísticos debe ser repartida, para que nadie cargue con la responsabilidad de tomar todas las decisiones. Al momento de elegir, es importante que se tengan en cuenta los gustos de todos. Si desean conocer la historia de algún lugar como Guanajuato, si pretenden hacer actividades acuáticas, si quieren hospedarse en lujosos hoteles en san andres o prefieren la tranquilidad de una posada en Bogotá, deberán tenerlo en cuenta; esto los ayudará a evitar conflictos mientras estén organizando las vacaciones.

Seleccionar el alojamiento 

Si buscan un viaje aventurero y desean conocer gente nueva, puede que un hostel sea lo ideal. Si, en cambio, las expectativas son diferentes y se trata de un grupo un poco menos informal es posible que un hotel sea la mejor opción. En este caso, además, es probable que sea conveniente prestar atención al grado de intimidad que requiere el grupo para elegir el tipo de habitación.

Reservar tiempo libre

Como es imposible dejar conformes a todos, será importante destinar tiempo libre para que cada uno pueda hacer lo que desee. No es imprescindible estar todo el tiempo juntos, y un poco de aire seguramente les vendrá bien para reencontrarse con más ganas de seguir compartiendo y continuar el viaje sin problemas ni roces.

Ser flexibles 

De la misma manera que hay que permitirse espacios para estar solos, es posible que en algún momento alguno esté cansado para realizar alguna actividad o que simplemente se encuentre de mal humor. En estos casos, es necesario no ser demandantes, no exigir de más y ser permeable a los cambios que puedan presentarse.

Con estos consejos puedes comenzar a planificar el mejor viaje entre amigos, y recuerda siempre que la comunicación es lo más importante; conocer las expectativas de cada uno permitirá pensar y realizar el viaje que todos esperaban.