La historia de amor de la periodista Marina Granziera con hombre que se conoció en un comercial

Compartir

La historia se dio cuando Marina Granziera tenía doce años e Iván Bonnet 16; sin embargo, fue después de 9 años cuando él la contacto por redes sociales y empezaron a hablar.

“Ella cursaba bachillerato y, al mismo tiempo, estudiaba en la Escuela de Teatro Musical Misi Producciones, al igual que Iván Bonnett. Los dos fueron seleccionados para actuar en un comercial del producto Quipitos. Se ignoraron durante la grabación”, recuerda Tv y Novelas.

Fue en 2009, cuando Iván logró tener contacto con Marina a través de las redes en donde iniciaron una conversación que los llevaría a casarse.

Por aquella época, Marina vivía en Miami, “Yo ya trabajaba en la sección de deportes de Telemundo. Apenas nos vimos empezamos el noviazgo. Duramos dos años de relación a distancia”, recoge esa revista.

En febrero de 2011, durante una cena para celebrar el cumpleaños de Iván, éste le propusó matrimonio y un mes después se casaron en una notaria: “Marina vino a Bogotá para celebrarle el cumpleaños a su novio. “Salimos a cenar, y le pedí que nos tomáramos una foto juntos…”.

Posteriormente, en el mes de noviembre de ese mismo, se casaron por lo católico en Brasil.