El programa Testigo Directo, relató la historia de Bruno, un europeo que murió en Sibundoy, Putumayo, por haber tomado un ‘trago’ de Yagé.

Bruno, viajó desde Malta, Europa, hasta Sibundoy con la esperanza de curar su esquizofrenia. Para ello, la hermana del hombre, contacto, a través de Facebook los servicios del Chaman Crispin.

“Este hombre proveniente de Europa terminó muerto por tomar un trago de #Yagé que lo ayudaría con su esquizofrenia”, explica ese programa.

Según Testigo Directo, Bruno fue encontrado muerto y desfigurado luego de varios días de haber empezado el tratamiento con el Chaman Crispin.