El candidato tiene una deuda personal de más de $1.500 millones y no recibirá reposición de votos.

Debido a que su campaña no logró el umbral del 4% de los votos en la primera vuelta, no tiene derecho a recibir los $5.000 que la organización electoral le entrega a cada candidato por cada uno de los votos obtenidos.

De La Calle gestionó un crédito personal para su campaña de más de $1500 millones, dinero que ahora debe pagar, situación que ha despertado solidaridad en redes sociales.

#UnaVacaPorDeLaCalle es tendencia en redes sociales invitando a quienes votaron por él, para que hagan una donación que puede ir desde $9.000 hasta un millón.

“Humberto de La Calle necesita todo nuestro apoyo. Lo necesita ya, lo necesita hoy. Tras su intento por llegar a la presidencia y seguir trabajando desde allí por la paz de Colombia, este brillante ex jefe negociador ha quedado en una situación que no se merece…Más de $1.500.000.000 (Sí, $1.500 millones que crecen cada día) es la deuda a título personal con la que el arquitecto de la Constitución y el artífice de los acuerdos quedó después del pasado 27 de mayo”, señala el encabezado de esta campaña.