En carnavales se redujo de manera significativa la delincuencia, en comparación con el 2017

Compartir

El Coronel Diego Vázquez, destacó la reducción de varios de los indicadores de seguridad, en comparación al año anterior, principalmente en lesiones personales con una disminución de un 43% respecto al 2017, pasando de 75 casos a 43 en este año 2018; así mismo en hurto a personas con una disminución del 55%, de donde de 138 casos denunciados en el 2017, se pasó a 62 casos en el 2018 entre otras.

Así mismo durante la presentación de este informe se destacó el comportamiento de la ciudadanía, que fue acorde a las circunstancias de este gran y multitudinario evento donde se brindó información oportuna frente a hechos que se venían presentando, situaciones que permitieron actuar en prevención y reacción inmediata por parte de los efectivos policiales.

El oficial indicó que un aspecto positivo que aportó a la disminución de hechos delictivos como el  hurto a personas, fue la no utilización espuma y talco industrial o cal, que normalmente en otras versiones afectaban  la sana realización del carnaval, “pudimos corroborar y evaluar y el día 6 de enero, que es el día más importante del carnaval, que ante la falta de estos elementos la disminución de hurtos en gran cantidad, elementos que se usaban en la cara de las personas para así distraer a las víctimas siendo finalmente despojadas inocentemente de sus pertenencias por parte de los delincuentes”, puntualizó Vásquez Rojas.

En los primeros días del año se impusieron 117 comparendos por infracciones al Código de Policía y Convivencia. Registrando una mayor incidencia en comportamientos contrarios a la convivencia como:

–      Portar armas, elementos cortantes, punzantes o semejantes, o sustancias peligrosas, en áreas comunes o lugares abiertos al público.

–      Consumir bebidas alcohólicas, sustancias psicoactivas o prohibidas en espacio público.

–      Incumplir, desacatar, desconocer e impedir la función o la orden de policía.

–      Reñir, incitar o incurrir en confrontaciones violentas que puedan derivar en agresiones físicas.

Se incautaron 561 armas blancas, en los controles efectuados a la ciudadanía asistente a los diferentes eventos del Carnaval, así como 268 traslados por protección de aquellas personas que presentaban alteraciones en su comportamiento al estar inmersos en riñas, o bajo la influencia de sustancias que los dejaban en condiciones de vulnerabilidad.

Se destaca la realización de 79 capturas, entre ellas 40 personas involucradas en el delito de hurto en todas sus modalidades, seis ciudadanos por lesiones personales, nueve por violencia intrafamiliar, ocho por fuga de presos y dos por tráfico, fabricación o porte de estupefacientes.

Se incautaron 3.042 recipientes de espuma de Carnaval, elementos no autorizados por parte de la administración municipal.