“Hijo lindo no fue un año fácil para mí ni para tu familia y seguidores con mucha nostalgia recuerdo tantas luchas, tantos recuerdos , tantas lágrimas q derramamos queriendo surgir y luchar de la mano por lo que queríamos lograr”, inicia el mensaje de Ochoa

Y agrega:

“Sabes q de mi parte entregué en ti todo lo q Dios me regaló, todo mi talento mi corazón entero lo entregué en ti, y aunque todo no fue perfecto sé que hasta tu último día me quisiste como un hermano, aún recuerdo la última vez q te vi llorar cuando habíamos terminado el cd sin límites y agarraste mi mano diciéndome q íbamos a lograr mucho, y de verda que lo logramos, hoy empiezo otro camino al lado de tu hermano pero jamás te dejaremos de querer, de admirar y recordar”.

Ochoa también resalta el apreció que guarda en su corazón y los designios de Dios frente al fallecido Martín Elías:

“Este año se lleva una gran parte de mi corazón contigo pero me deja la satisfacción que tuve al más grande guerrero, que lucho como un hombre por quedarse aquí pero cuando la voluntad del Dios altísimo nos llama no hay fuertes, solo obedientes y te toco ser obediente y acudir al llamado del señor te amo hijo, hermano, compañero de mi alma, que el cielo el día de la venida de jesucristo cuente con la potencia de tu voz y tenga el placer de verte entre la nubes como un ángel que hoy cantará para el creador del cielo y de la tierra te amare por siempre mi querido niño martin Elias”.

Hijo lindo no fue un año fácil para mí ni para tu familia y seguidores con mucha nostalgia recuerdo tantas luchas, tantos recuerdos , tantas lágrimas q derramamos queriendo surgir y luchar de la mano por lo que queríamos lograr, Sabes q de mi parte entregué en ti todo lo q Dios me regaló, todo mi talento mi corazón entero lo entregué en ti, y aunque todo no fue perfecto sé que hasta tu último día me quisiste como un hermano, aún recuerdo la última vez q te vi llorar cuando habíamos terminado el cd sin límites y agarraste mi mano diciéndome q íbamos a lograr mucho, y de verda que lo logramos, hoy empiezo otro camino al lado de tu hermano pero jamás te dejaremos de querer, de admirar y recordar, este año se lleva una gran parte de mi corazón contigo pero me deja la satisfacción que tuve al más grande guerrero, que lucho como un hombre por quedarse aquí pero cuando la voluntad del Dios altísimo nos llama no hay fuertes, solo obedientes y te toco ser obediente y acudir al llamado del señor te amo hijo, hermano, compañero de mi alma, que el cielo el día de la venida de jesucristo cuente con la potencia de tu voz y tenga el placer de verte entre la nubes como un ángel que hoy cantará para el creador del cielo y de la tierra te amare por siempre mi querido niño martin Elias

Una publicación compartida de Rolando Ochoa (@rolando_8a) el